26 de mayo de 2024 | Actualizado 10:47

Hupac sufre caídas de doble dígito en sus tráficos intermodales de 2023

La compañía acusa especialmente las condiciones de su negocio en Alemania e introduce "consolidaciones temporales" de sus envíos en 2024
Hupac

El operador de transporte ferroviario Hupac ha constatado un retroceso del 11,7% en sus tráficos intermodales europeos durante 2023, una circunstancia que agrava considerablemente la tendencia que llevaba entre 2021 y 2022, cuando el descenso fue del 1,8%. Ahora la compañía con sede en Chiasso (Suiza) ha movido 975.000 unidades de transporte intermodal (utis) en todos sus mercados del continente, 130.000 menos que las que gestionó el año anterior, una contracción que según sus fuentes “se reproduce en menor o mayor medida” en todas las latitudes a las que da servicio. El operador intermodal lo atribuye a varios factores que van desde “la caída de la demanda” generalizada en Europa hasta los problemas infraestructurales, con especial incidencia en Alemania.

“Esperamos que la modernización de la red alemana sea compatible con el mercado”
Michail Stahlhut Consejero delegado de Hupac

Como ejemplo de lo que ha ocurrido con su tráfico intermodal, la compañía señala las 540.000 utis movidas en su “mercado core”, Suiza, que representan el 7,6% menos de las que logró en 2022. Aún así, Hupac califica ese descenso “de comparativamente moderado” respecto a sus otras latitudes de actividad, de las que no ha ofrecido detalles. En cambio, sí apunta especialmente a Alemania como un mercado en el que confluyen varias incidencias “que suponen una presión creciente sobre el sistema ferroviario”. Hupac señala “la calidad pobre de la red ferroviaria germana”, debido a “un mantenimiento desatendido y una planificación inadecuada de construcción a nivel nacional e internacional”. Como ya han lamentado otros operadores en el pasado, las vías del país “presentan cuellos de botella a nivel de capacidad, retrasos y cancelaciones en la mayoría de corredores” de forma habitual.

Asimismo, el operador ferroviario también apunta a “los incrementos masivos de costes, de dos dígitos” en Alemania, donde los que afectan a “la tracción y el acceso a la vía no están en proporción con el servicio proporcionado”. Y además, señala que el Gobierno teutón ha reducido “significativamente” los subsidios a los operadores para reservar surcos en la infraestructura alemana. “Debemos hacer todo lo que sea posible para frenar el retorno de los tráficos del tren a la carretera”, ha expresado el consejero delegado de la firma, Michail Stahlhut, a la par que ha querido mostrarse confiado en que “la pronta modernización de la red alemana”, anunciada para este 2024 y que comportará intervenciones en la infraestructura, “se organice de forma compatible con el mercado” y no comprometa el esperado incremento de la cuota ferroviaria en el país.

ESTRATEGIA DE CONTENCIÓN Y MÁS INVERSIÓN PARA EL FUTURO
Hupac argumenta que, durante el ejercicio 2023, “se ha adaptado la red europea a la demanda del mercado según requiere la situación”. En algunos casos, la empresa ha “consolidado los envíos de forma temporal”, mientras que se han llevado a cabo expansiones en corredores que unen Italia y el Benelux, o en la línea entre Rotterdam (Países Bajos) y Varsovia (Polonia), que también ha incrementado frecuencias. Aunque no ha facilitado datos concretos sobre los servicios que opera con España, el operador del tramo transfronterizo en ancho internacional hispanofrancés (LFP Perthus), por donde circulan los servicios desde Barcelona a través de la frontera francesa en ancho UIC, sí ha comunicado una suspensión de las frecuencias de Hupac entre la estación de Morrot y Busto (Italia) por los desprendimientos de tierras que tuvieron lugar en la región francesa de Maurienne en otoño del año pasado. Hupac sí mantiene sus cinco frecuencias entre Morrot y Amberes para este año.

Hupac también mantiene su estrategia de inversión en el largo plazo “para reforzar la productividad y la competitividad” de su transporte combinado, y destaca “las grandes inversiones en terminales en Italia y España”, donde le fue adjudicada la gestión de la futura terminal intermodal de La Llagosta (Barcelona) junto a TPNova. A largo plazo, el consejero delegado del operador ha defendido el uso de “trenes más largos y con más carga” y ha reivindicado “la promoción de operadores privados” para reforzar el papel ferroviario en el continente.