19 de mayo de 2024 | Actualizado 6:09

El puerto de Tarragona estudia un nuevo trazado ferroviario hacia el sur de la instalación

El recinto ha impulsado un estudio informativo junto al ministerio de Transportes, Puertos del Estado, Adif y la Generalitat
El presidente del puerto de Tarragona, Saül Garreta, explicando su propuesta (en el centro de la imagen) | Autoridad Portuaria de Tarragona

La Autoridad Portuaria de Tarragona está estudiando trazados ferroviarios alternativos para que los trenes de mercancías que operan en el recinto se alejen de la costa y la ciudad tarraconenses. Junto a Adif, el ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible, Puertos del Estado y la Generalitat de Catalunya, la entidad portuaria ha definido una propuesta para conectar su entramado ferroviario interno con el Corredor Mediterráneo a través de la zona sur del recinto, la más alejada de la ciudad. Además, el nuevo trazado debería confluir en el futuro con el que se impulsa desde la plataforma ‘Mercancías por el interior’, que también aboga por desviar los trenes de mercancías de la zona de Tarragona hacia un tramo específico para ellos, sin pasajeros y, de nuevo, alejado de las vías que discurren por la costa y por las zonas pobladas en este punto de la red catalana.

“Tendremos que ponernos de acuerdo todos los actores implicados”
Saül Garreta Presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona

De hecho, el presidente del puerto, Saül Garreta, ha hecho el anuncio durante una jornada dedicada al trazado alternativo del Corredor Mediterráneo auspiciada por la asociación empresarial Pimec y la propia ‘Mercancías por el interior’. En ella, Garreta ha recordado que la autoridad portuaria está adherida a la plataforma y ha aclarado que el trazado que propone para el puerto todavía debe pasar muchas fases de consenso para llegar a ser una realidad. “Tenemos que ponernos de acuerdo todos los actores implicados, habrá que pagar compensaciones”, ha señalado por un lado, mientras que por el otro ha advertido que “se necesitará inversión, millones de euros” para materializar su propuesta. Por el momento, la oficina técnica compuesta con el resto de instituciones ha realizado un estudio informativo.

Se conectarán los muelles más alejados de la ciudad mediante nuevos puentes ferroviarios

Tarragona propone un plan en tres fases. En la primera, se trataría de unir las terminales del muelle de Levante y sus aledaños, los más exteriores del recinto, con la estación clasificadora que tiene Adif en el puerto. De esta forma, se evitaría el paso de los trenes por el muelle de la Costa, por donde circula actualmente el ramal principal que pasa por el puerto y que está insertado dentro del barrio de El Serrallo en la ciudad de Tarragona. Para hacerlo, debería construirse un puente ferroviario paralelo al puente móvil que existe en la instalación, y también debería erigirse otro puente por encima de la desembocadura del río Francolí. En la actualidad, ya existe un puente ferroviario sobre el río, pero es el que enlaza con el ramal más cercano a la ciudad y que se busca evitar.

En una segunda fase, se conectaría la terminal intermodal de La Boella con la línea de ferrocarril industrial FC 630, la antigua conexión entre Tarragona y Valencia, mediante la construcción de un nuevo ramal ferroviario en la terminal. Esa línea de ferrocarril se usa actualmente sólo para los trenes de pasajeros que viajan al parque temático Port Aventura, pero Saül Garreta ha señalado que “esos trenes pasan por un polígono industrial, lo que hace que tenga más sentido darle un uso industrial, portuario y petroquímico a la línea”. La tercera fase serviría para conectar la antigua línea con Valencia con el actual Corredor Mediterráneo “mediante el ramal que se contraerá por unir la estación de Salou-Port Aventura a la red general de ferrocarril” en el futuro, ha señalado la autoridad portuaria.