26 de mayo de 2024 | Actualizado 10:47

Adif suscribe con Ukrainian Railways un acuerdo para probar el ancho variable en mercancías

Se trata de realizar un proyecto piloto del ancho variable de mercancías (OGI) y la tramitación de fondos europeos para su financiación
El presidente de Adif, Ángel Contreras, y el consejero delegado de Ukrainian Railways, Yevhen Lyashchenko | Adif

El administrador de infraestructuras ferroviarias Adif ha cerrado un acuerdo de cooperación con la administración estatal de transporte ferroviario Ukrainian Railways. Entre los pliegos del acuerdo con la entidad de Ucrania, destaca la puesta en marcha de un proyecto piloto de sistema automático de ancho variable de mercancías (OGI) y la tramitación de fondos de la Unión Europea para su financiación. Asimismo, en el acuerdo también se incluyen otra serie de proyectos y propuestas que incluyen la alta velocidad o la gestión de infraestructuras ferroviarias.

La iniciativa representa “una oportunidad para fortalecer la interoperabilidad del transporte ucraniano con Europa”

El proyecto de ancho variable fue desarrollado por Adif con el objetivo de ampliar el potencial de la tecnología de cambio de ancho al transporte ferroviario de mercancías. Se espera que con esta iniciativa un vagón de mercancías pueda circular por países con diferentes anchos, gracias a un eje que cambiaría de forma automática entre los anchos de vía y a un cambiador de ancho instalado en la misma vía. De este modo, los tiempos de transporte se verían reducidos, así como también los costes del servicio asociados, han explicado desde la compañía española.

Este sistema de ancho variable impulsado por Adif representa “una oportunidad para fortalecer la interoperabilidad del transporte ucraniano con Europa y para dar a conocer la capacidad industrial ferroviaria española”, sostiene la compañía presidida por Ángel Contreras. Adif ha explicado que ya ha certificado el primer prototipo de eje, para ruedas de 920 y 760 milímetros de diámetro, y que el cambiador de ancho se encuentra aún en fase de desarrollo. Tanto la red ferroviaria española (1.668 milímetros), como la ucraniana (1.520 milímetros) disponen de anchos de vía distintos a los del resto de Europa (1.435 milímetros).