30 de mayo de 2024 | Actualizado 0:01

El puerto de Barcelona adjudica la terminal G de cruceros a la oferta liderada por Royal Caribbean

El proyecto contempla una inversión de más de 85 millones de euros y se espera que empiece a operar durante el segundo trimestre de 2027
Espacio del muelle Adossat donde se ubicará la terminal G | Autoridad Portuaria de Barcelona

El consejo de administración del puerto de Barcelona ha dado luz verde a la construcción y la explotación de la futura terminal G de cruceros, ubicada en el muelle Adossat, por parte de la sociedad Catalonia Cruise Terminal G. La compañía adjudicataria, una joint venture de Royal Caribbean Group y Cruise Terminals International, contempla una inversión superior a los 85 millones de euros para realizar los trabajos y prevé que la instalación entre en funcionamiento durante el segundo trimestre de 2027. Esta operación se ha cerrado casi dos años después de que Royal Caribbean presentara una solicitud formal a la dársena catalana para construir su propia terminal.

Según indica el recinto portuario, la propuesta de Catalonia Cruise Terminal G “ha sido la única presentada al concurso”. A pesar de ello, destacan que obtuvo una valoración favorable por parte de los técnicos porque “apuesta por la sostenibilidad e incorpora una reserva de espacios para los sistemas Onshore Power Supply (OPS) que se están instalando en el muelle Adossat”. Además de dotar de energía eléctrica renovable a sus cruceros, la futura terminal también generará electricidad mediante placas fotovoltaicas para obtener “un balance de cero emisiones a la atmósfera”.

Por su parte, el presidente del puerto de Barcelona, Lluís Salvadó, ha explicado que la futura terminal “está pensada para atender e impulsar el tráfico de puerto base, siguiendo nuestra estrategia para aumentar este tipo de tráfico, de más valor añadido para la ciudad”. Es por ello que uno de los puntos clave del proyecto es “conseguir una movilidad eficiente y sostenible para los pasajeros, tanto en la terminal como en su conectividad con la ciudad, el aeropuerto o el tren”.