30 de mayo de 2024 | Actualizado 0:01

Transportes busca alternativas en superficie para mejorar los accesos al puerto de Gijón

El túnel de dos kilómetros ha quedado descartado por los riesgos "inasumibles" y por la limitación para la circulación de mercancía peligrosa
El secretario de Estado, José Antonio Santano (centro), durante la reunión | Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible

El ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible está trabajando en un proyecto para definir una alternativa en superficie más eficiente, segura y rápida para mejorar los accesos al puerto de Gijón. Así lo ha anunciado en rueda de prensa el secretario de Estado de Transportes y Movilidad Sostenible, José Antonio Santano, que ha confirmado el compromiso del departamento con la transformación de los accesos a El Musel y el crecimiento del recinto portuario. En este sentido, Santano ha explicado que se ha decidido descartar el túnel de dos kilómetros porque su construcción “implica una serie de riesgos e incertidumbres inasumibles sobre el futuro de las viviendas y por las limitaciones en su operativa”, al no poder circular mercancías peligrosas y de dimensiones singulares.

El proyecto en superficie del vial garantizará la seguridad de las edificaciones y desarrollos existentes

Así, el proyecto en superficie del vial garantizará la seguridad de las edificaciones y desarrollos existentes, además de mejorar la permeabilidad y potenciar la movilidad sostenible y activa. El nuevo proyecto integrará los trabajos de adecuación de la Avenida Príncipe de Asturias a su nueva funcionalidad en el entramado urbano, una vez liberada del tráfico portuario que pasará a circular por el nuevo acceso sin restricciones. El secretario de Estado ha detallado que el nuevo diseño plantea un vial en superficie siguiendo aproximadamente el mismo corredor planteado hasta ahora, que permitiría garantizar la viabilidad técnica y económica de la obra al presentar un plazo y un coste más acotados y una menor incertidumbre en su ejecución y operativa.

Respecto a las obras de acceso al puerto de El Musel desde el enlace de La Peñona por el vial de Jove, se ha comprobado que la complejidad y los riesgos que entraña hacen inviable su realización. La actuación planteada perseguía dos objetivos fundamentales: por un lado, la eliminación del tráfico portuario de la Avenida Príncipe de Asturias; y por otro, completar el acceso viario al puerto por la Red de Carreteras del Estado, enlazando con el tramo de la GJ-10 entre Lloreda – Veriña, también en fase de redacción de proyecto. Sin embargo, la antigüedad del proyecto sumado a la complejidad técnica de la actuación, que se han puesto de manifiesto en el proceso de licitación y presentación de ofertas, han llevado a reevaluar la viabilidad técnica del proyecto y a estudiar otras alternativas, ha explicado el ministerio.

“Este modelo condiciona desarrollos futuros del puerto y no garantiza la liberación del tráfico en la Avenida Príncipe de Asturias, ya que los nuevos desarrollos industriales previstos en el puerto de El Musel, como el establecimiento de un centro de fabricación de estructuras para aerogeneradores o la localización en el entorno del puerto de productores o consumidores de mercancías peligrosas, son incompatibles con una conexión soterrada”, aseguran desde Transportes y Movildiad Sostenible. Tal y como han añadido, la normativa de seguridad en túneles es muy exigente, y este tipo de transportes especiales y mercancías peligrosas seguirían circulando por la Avenida Príncipe de Asturias por lo que no cumpliría uno de los objetivos fundamentales de la actuación.

EL PUERTO DE GIJÓN PIERDE UNA CUARTA PARTE DEL TRÁFICO DE MERCANCÍAS
La Autoridad Portuaria de Gijón dio a conocer esta semana que el tráfico de estos primeros meses del año ha dejado un movimiento de mercancías de 3,7 millones de toneladas, lo que supone el 25% menos que en el mismo periodo del año pasado. Los graneles líquidos son el único grupo de mercancías que crece, y lo hacen el 49% debido a las descargas de Gas Natural Licuado (GNL), si bien las gasolinas y el gasoil bajan el 26%. Los graneles sólidos por los muelles comerciales alcanzan casi las 1,2 millones de toneladas, que suponen un millón menos que en el mismo periodo de 2023 y representan una caída del 46%. La mercancía general, por su parte, crece el 11%, debido sobre todo al movimiento de contenedores. Por otro lado, la cifra de negocio del puerto en 2023 fue de 38,7 millones de euros, 2,4 millones menos que en el ejercicio anterior.