30 de mayo de 2024 | Actualizado 0:01

BonÀrea suma a su equipo una carretilla contrapesada eléctrica de Jungheinrich

La carretilla eléctrica dispone de una batería de iones de litio y cuenta con sistemas avanzados de seguridad
Jungheinrich

El proveedor de soluciones intralogísticas Jungheinrich suministra a BonÀrea una nueva carretilla contrapesada eléctrica. Dicha transpaleta, modelo EFG 215 de Jungheinrich, está equipada con una batería de iones de litio y cuenta con diversas soluciones intralogísticas para aumentar su seguridad. Respecto a su autonomía, fuentes de la compañía alemana afirman que “alcanza el máximo rendimiento con hasta el 20% menos de consumo energético, evitando al mismo tiempo salas de carga, emisiones de hidrógeno y mantenimiento”.

En cuanto a la seguridad, la carretilla dispone de un sistema delantero que proyecta un punto rojo o azul en el suelo a cinco metros de distancia para que los operarios puedan avistar la llegada de otras carretillas, y además, también proyecta un semicírculo a su alrededor para marcar los límites de acercamiento. Asimismo, incorpora una cámara dotada con inteligencia artificial “capaz de distinguir a las personas de los obstáculos, en tiempo real y mediante avisos visuales y acústicos, posibilitando advertir a los operarios en caso de peligro e, incluso, reducir la velocidad de la carretilla”, detalla el Product Sales Manager de Jungheinrich, Javier Torres.

Por su parte, la empresa agroalimentaria BonÀrea ha manifestado que “aliarse con un partner como Jungheinrich es garantía de obtener las soluciones intralogísticas más seguras y equipadas con tecnologías de propulsión que reduzcan la huella de carbono”. El ingeniero técnico en planificación logística de BonÀrea, Albert Rourera, ha añadido que “para proteger a nuestros empleados de colisiones u otros accidentes, es necesario contar con un equipo que lleve incorporadas soluciones de seguridad y sistemas de asistencia que reconozcan y eviten peligros potenciales”.