26 de mayo de 2024 | Actualizado 10:47

Los transitarios españoles elevan su malestar por la Aduana de Melilla al presidente del Gobierno

El paso comercial entre la ciudad autónoma y Marruecos lleva cerrado desde 2018 pese al acuerdo de reapertura de ambos gobiernos de 2022
La Aduana de Melilla cuando estaba abierta | EFE

La federación española de transitarios (Feteia-Oltra) ha dirigido una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lamentando la falta de avances en la reapertura de la Aduana de Melilla, ubicada en el paso fronterizo entre la ciudad autónoma y Marruecos. Los transitarios aluden “a un fuerte impacto” del cierre sobre las empresas de su sector, especialmente en Melilla, y señalan que la situación “está lejos de resolverse” pese a los recientes anuncios optimistas que ha lanzado el Ejecutivo en el marco de su mejora de relaciones con el país magrebí, a la par que exigen una solución “en la mayor brevedad”. De hecho, la misiva llega la misma semana en la que Pedro Sánchez debía dar explicaciones sobre su reciente visita a Rabat (Marruecos), en febrero, de la cual volvió sin avances significativos en este apartado. En su último año de funcionamiento, se exportaron mercancías por valor de 47 millones de euros a través del paso melillense.

Se han realizado pilotos en Ceuta y Melilla en el último año, pero no se ha normalizado el paso

La Aduana de Melilla, la única terrestre que existía entre España y Marruecos, lleva cerrada desde que el país norteafricano la bloqueó de forma unilateral en 2018. Pocas explicaciones oficiales han trascendido al respecto desde entonces, aunque se da por hecho que se trató de un movimiento con motivaciones geopolíticas. En 2022, la reapertura del paso y el establecimiento de una nueva Aduana en Ceuta, donde no existía, formaron parte de los acuerdos suscritos entre el presidente español y el máximo mandatario marroquí, el rey Mohamed VI, para abandonar la última crisis diplomática entre los dos Estados, que tenía la condición del Estado saharaui como trasfondo. Posteriormente, se han llevado a cabo pilotos de reapertura en los dos puestos fronterizos, pero el paso sigue sin normalizarse.

“Un grupo de trabajo supondrá la dilación de la reapertura”
Enric Ticó Presidente de Feteia

En su última visita a Rabat, el Gobierno reiteró la disposición española para la reapertura, pero Marruecos mantuvo que “todavía quedaban elementos técnicos” que debían comprobarse antes de hacerla efectiva. La carta de Feteia, que firma su presidente, Enric Ticó, señala que “las últimas noticias al respecto” apuntan “a la constitución de un grupo de trabajo para clarificar cuál será la normativa aduanera a aplicar en las aduanas de Ceuta y Melilla”, una iniciativa a la que la asociación “se opone frontalmente”. Feteia ve este gesto como una “dilación injustificada” y argumenta que ya existe “una normativa de aplicación”, la mejora regular de la cual “promovemos nosotros mismos a través de nuestras asociaciones locales”, añade.

Paralelamente, Enric Ticó también urge al presidente del Gobierno a “que se publique cuanto antes la normativa que institucionalice la creación de la Comisión interministerial para la mejora en la gestión de los procedimientos aduaneros“, que su organismo considera “un paso esencial para que nuestro país sea competitivo en este ámbito”. Asimismo, la entidad transitaria arguye que dicha comisión debe “contar con el sector privado, que podrá aportar visiones muy útiles y de valor añadido”.