27 de mayo de 2024 | Actualizado 10:47

Seaspan y Hapag-Lloyd acuerdan reconvertir a metanol a cinco de sus portacontenedores

Se trata de una inversión conjunta de 120 millones de euros para cinco buques que la naviera alemana tiene fletados a Seaspan
Hapag-Lloyd

La naviera alemana Hapag-Lloyd y el gigante de leasing marítimo Seaspan, propiedad de grupo Atlas, han suscrito un acuerdo de colaboración para implementar un ‘retrofit’ o reconversión a metanol verde a cinco portacontenedores. Las naves son cinco unidades de 10.100 teus cada una, que el armador alemán tiene fletados a Seaspan en contratos de larga duración. La inversión alcanza los 120 millones de euros por todas las unidades y se espera que los trabajos de conversión se inicien en el primer trimestre de 2026.

Cada reconversión de los buques durará entre 80 y 90 días, según las estimaciones de las compañías

Las naves transformadas serán ‘Amazon’, ‘Ganges’, ‘Thames’, ‘Yangtze’ y ‘Zambezi’, todas ellas con motores actuales tipo MAN S90 de fuel convencional. La operación consiste en sustituir esa propulsión por motores duales que puedan usar metanol verde. Una vez iniciadas, se espera que las tareas de conversión “duren aproximadamente entre 80 y 90 días por buque”, señalan fuentes de Hapag-Lloyd.

El máximo responsable de Operaciones de Hapag-Lloyd, Maximilian Rothkopf, ha enmarcado la iniciativa en “nuestro plan para conseguir la descarbonización completa de nuestra flota en 2045”, y ha señalado que el ‘retrofit’ sirve para “cumplir con lo que nos están pidiendo nuestros clientes”. Por su parte, su homólogo en Seaspan, Torsten Holst Pedersen, ha añadido que “el ‘retrofitting’ debe ser una parte integral de la estrategia si la industria del transporte de contenedores quiere alcanzar sus objetivos de descarbonización”. Una ves finalicen las implementaciones, los cinco buques seguirán formando parte de la flota que Hapag-Lloyd mantiene fletada a Seaspan a largo plazo.