23 de junio de 2024 | Actualizado 5:35

España saca a concurso la logística integral de la reserva de medicamentos

El contrato, de 6,3 millones de euros y dos años de ejecución, busca dar respuesta a emergencias de salud pública y crisis sanitarias
Freepik

El Instituto de Gestión Sanitaria (Ingesa), organismo dependiente del ministerio de Sanidad, ha sacado a licitación los servicios de logística integral de una reserva estatal de medicamentos, productos sanitarios “y cualquier producto necesario para la protección de la salud” con el objetivo de dar respuesta a emergencias de salud pública y crisis sanitarias, según recoge el pliego de contratación. El destino de dichos servicios integrales de logística, transporte, carga y descarga, y almacenamiento, así como de los materiales gestionados tendrán como destino el Sistema Nacional de Salud. El importe total del contrato es de 6,3 millones de euros y contará con un plazo de ejecución de dos años.

El origen actual de la recogida se encuentra en almacenes de Madrid, Toledo y Barcelona

“La ejecución de este contrato pretende dar respuesta al abordaje de futuras emergencias de salud pública y crisis sanitarias desde el punto de vista logístico, de modo que se disponga de un dispositivo que dé respuesta al almacenaje, control de stock y distribución de medicamentos, productos sanitarios y cualquier producto necesario para la protección de la salud”, afirma el texto de la licitación, que se ha publicado hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El adjudicatario final deberá, además, hacerse cargo de la gestión y control de las caducidades, el seguimiento de los productos y el traslado inicial del material (almacenado actualmente en territorio nacional) a sus propios almacenes.

Los materiales sanitarios susceptibles de ser tratados y gestionados por el adjudicatario comprenden desde medicinas y productos sanitarios hasta soluciones hidroalcohólicas, kits diagnósticos o equipamientos de protección, entre otros. Ingesa ha dividido el contrato en dos lotes: un primer lote destinado a los servicios puramente logísticos de la reserva nacional de medicamentos, que cuenta con un importe de seis millones de euros; y el segundo, destinado a cubrir la preparación y el transporte del material, cuyo importe son los 350.000 euros restantes. El origen actual de la recogida se encuentra en almacenes de Madrid y Toledo, que suman 20.000 metros cúbicos, y en Barcelona, con alrededor de mil metros cúbicos.

Entre 150 y 300 distribuciones

Ingesa estima entre 150 y 300 distribuciones al año con un volumen de distribución de 3.000 metros cúbicos

Con este contrato, el organismo estima la realización de entre 150 y 300 distribuciones a lo largo de un año por toda la geografía española de un volumen total de distribución de alrededor de 3.000 metros cúbicos, dado que se estima que cada distribución puede suponer entre 8 y 12 metros cúbicos. Sólo la situación de partida de la licitación en lo referente al primer lote podría arrojar un volumen de en torno al 80% de almacenamiento a temperatura ambiente de 15-25 grados, todo ello sobre la base de un volumen máximo de almacenamiento de 25.000 metros cúbicos, según los cálculos disponibles en el pliego de condiciones técnicas.

El adjudicatario de este primer lote deberá encargarse del servicio de almacenamiento y depósito del material de lunes a viernes para realizar actividades los fines de semana y festivos en situaciones de extrema urgencia. Deberá mantener registros informáticos de los movimientos de mercancías, llevar un control del stock y de las caducidades de los productos y su estado, recoger y/o recepcionar la carga en el lugar indicado por Ingesa y en los almacenes de la compañía, y trasladar las mercancías a las instalaciones destinadas a su almacenamiento dentro del territorio nacional. En caso de necesidad, también se encargará de paletizar y empaquetar el producto. Asimismo, la empresa deberá garantizar que la zona de almacenamiento y conservación esté separada de la zona de atención al público y las oficinas, y deberá permitir una rápida identificación de los productos.

También será necesario que la empresa adjudicataria disponga de espacios con condiciones especiales de conservación, productos no conformes o caducados. Igualmente, los productos termolábiles deberán almacenarse en cámaras frigoríficas, colocados sin tocar las paredes, entre los dos y los ocho grados de temperatura y sin romper la cadena de frío. Por último, el adjudicatario de este primer lote gestionará el servicio de envíos, distribución, transporte y entregas, y se encargará de conseguir los permisos necesarios para el transporte en cualquiera de sus diferentes modos. Además, los pliegos establecen una distribución y entrega en el plazo máximo de cuatro días hábiles y la firma que se asigne el contrato deberá gestionar también la logística inversa y la destrucción de residuos.

Respecto al segundo lote, estará dedicado a los servicios de preparación, transporte y entrega del material a los almacenes de la empresa adjudicataria del primer lote, en caso de que fueran distintas. Este segundo lote se adjudicará únicamente cuando el adjudicatario del primero sea distinto al que actualmente está prestando los servicios, y siempre que se adjudique el lote 1; en caso contrario, desaparecería su objeto. La empresa recepcionará el material en el lugar designado por Ingesa y lo trasladará a los almacenes del adjudicatario del primer lote. La adjudicataria realizará el traslado del material en el plazo máximo de dos meses desde la recepción del inventario del mismo, de acuerdo con las instrucciones del Instituto de Gestión Sanitaria. Tendrá que disponer de la capacidad de transporte de productos que requieren una conservación de -20 grados, así como los correspondientes sistemas de monitorización y control de dichas condiciones.