25 de junio de 2024 | Actualizado 11:23

La logística aumenta los salarios de sus altos directivos para asegurar el relevo generacional

Los directores de Operaciones, Comercial y de Supply Chain son los puestos mejor remunerados, entre 55.000 euros y 85.000 euros brutos al año
Pexels

Los altos directivos del sector logístico recuperan este año la tendencia de las subidas salariales truncada el año pasado. Tras la congelación de sueldos para afrontar el estancamiento del ecommerce, ahora se prevé un incremento de los sueldos directivos, especialmente en las tres posiciones de más alto rango de la cadena logística: dirección de Operaciones, dirección Comercial y dirección de Supply Chain. En los tres casos tienen una remuneración que se sitúa en una horquilla de entre 55.000 euros y 85.000 euros brutos al año, lo que sitúa la remuneración media en 70.000 euros anuales antes de impuestos, según el último Informe de Tendencias Salariales para 2024 de la consultora Randstad Research. Lejos de ser este aumento de sueldos una dinámica circunscrita para este ejercicio, se espera que la tendencia se replique en los próximos años para intentar atraer y retener nuevo talento para asegurar el relevo generacional.

Aunque los salarios más altos de esas tres categorías se refieren a aquellos profesionales con una mayor experiencia (a partir de seis años) en los mercados de Madrid y Barcelona (cuyos sueldos en logística y transporte se sitúan entre el 10% y el 20% por encima de otros mercados), la subida es generalizada en prácticamente todos los polos logísticos de España. Por ejemplo, en Zaragoza o Bilbao algunos perfiles profesionales pueden contar con una remuneración incluso superior, como por ejemplo el director comercial, que en ambas ciudades muestra una cotización media de 72.000 euros brutos al año para perfiles con más de seis años de experiencia.

En Valencia, la posición mejor remunerada es también la de director comercial, con una media de 64.000 euros brutos al año, seguida de la de director de Supply Chain, con 62.000 euros brutos anuales. El director de Operaciones, por su parte, tiene una cotización de 54.000 euros brutos al año. Finalmente, en Málaga y Sevilla el sueldo medio del director comercial se sitúa en 64.500 euros brutos al año, mientras que el director de Supply Chain cuenta con una cotización más elevada en Málaga (56.500 euros brutos de media) que en Sevilla (53.000 euros brutos), al igual que el director de Operaciones, que en Málaga se remunera de media con 56.500 euros y en Sevilla, con 53.000 euros.

Tras estos perfiles, se sitúa el director de Cuentas del Área Comercial, con una remuneración que de media se sitúa en los 57.500 euros brutos al año; el responsable de Operaciones (49.000 euros) o un ejecutivo de Ventas (46.500 euros). Esto se debe a que las empresas están adoptando medidas de flexibilidad y aprovechando el talento interno para abordar lo que Randstad Research denomina “un desafío estructural en el mercado laboral”: el déficit de talento. “El sector está buscando ser lo más atractivo posible a un nicho de población que se le resiste y de ahí que la estrategia se esté centrando ahora en aumentar los salarios”, afirma la responsable de Cuentas Estratégicas del Sector Logístico de Randstad, Eva Basanta. Ello se suma, según la analista, a las negociaciones cada vez más intensas por parte de los agentes sociales en materia de convenios colectivos.

“El sector está buscando ser lo más atractivo posible a un nicho de población que se le resiste”
Eva Basanta Responsable de Cuentas Estratégicas del Sector Logístico de Randstad

En este sentido, Randstad afirma que las empresas de logística y transporte están experimentando un profundo proceso de transformación y están encarando subidas salariales alineadas con el crecimiento de los precios. “Valoramos positivamente que haya mayores retribuciones en el sector, como se han venido dando los últimos años y prevemos que, si no hay grandes factores macroeconómicos y geopolíticos negativos, haya una tendencia creciente tanto este año como el siguiente”, pronostica Eva Basanta. Además, como recuerdan desde Randstad, este cambio se produce después de unos ejercicios en los que los profesionales vieron cómo sus remuneraciones pisaban el freno tras unos años de dinamismo que se materializaban en alzas salariales.

Randstad Research recuerda que la logística y el transporte “es uno de los pocos sectores que supera el millón de trabajadores en España y el segmento de logística ha demostrado un gran dinamismo en términos de empleo, tanto en 2022 como en los primeros nueve meses de 2023”. Por lo demás, el informe de Randstad recoge un incremento medio para el mercado laboral español en general de entre el 2% y el 3,5% para este año, en un total de 11 sectores y áreas profesionales. Si bien las subidas serán moderadas, entre las profesiones que han experimentado mayores incrementos se encuentran el retail o los servicios a empresas, que han registrado revisiones salariales por encima del 3% para aquellos profesionales con más de seis años de experiencia. También han marcado incrementos de este entorno aquellos trabajos relacionados con la banca y el sector asegurador, así como las ingenierías.

EL EMPLEO LOGÍSTICO NO SE DESTRUIRÁ, SINO QUE SE REGENERARÁ
En medio de este contexto en el que los salarios de los directivos y ejecutivos continuarán al alza, según el último estudio de Randstad Research sobre el impacto de la inteligencia artificial (IA) en el mercado laboral, la adopción de esta tecnología podría suponer la destrucción de dos millones de empleos, aunque a su vez dará lugar a 1,6 millones de nuevas ocupaciones por las oportunidades surgidas, dejando el neto potencial en 400.000 empleos perdidos. Concretamente, en la industria del transporte y la logística se automatizarán más de 142.000 puestos de trabajo, generando a su vez casi 95.000 nuevos empleos, con lo que la diferencia sería de 47.000 trabajos menos respecto a la época previa a la adopción de la IA.

No obstante, Randstad recuerda que la integración de la IA en las empresas, todavía en un proceso incipiente, aumentará la productividad de 3,24 millones de puestos de trabajo (el 15,9% del total) hasta 2033 en el mercado laboral español. Precisamente en el sector logístico todavía es prematuro el uso de esta tecnología, ya que sólo trabaja con ella el 9% de empresas, según la patronal logística UNO, por lo que se esperan mayores cambios en el empleo en un futuro cercano.