13 de junio de 2024 | Actualizado 19:05

Barcelona acelera su distrito de innovación portuaria ante la demanda de las empresas

El puerto inicia una primera fase de establecimiento en los tinglados de San Bertran, antes de ubicar allí todo su hub innovador en 2027
El presidente del puerto de Barcelona, Lluís Salvadó (segundo por la izquierda) y miembros de la autoridad portuaria y de World Trade Center Barcelona en la puerta de la nave habilitada para acoger la siguiente fase de BlueTechPort. | E.M.

El puerto de Barcelona ha acelerado la puesta en marcha del que será su futuro distrito de innovación y economía azul en los antiguos tinglados de San Bertran. La autoridad portuaria ha decidido habilitar ya para el próximo mes de septiembre una de las naves de este espacio para acoger parte de su proyecto BlueTechPort, que hasta ahora estaba funcionando en fase piloto en las instalaciones de Tech Barcelona en otro espacio del recinto, pero que fue concebido para situarse en los tinglados. El presidente de la autoridad portuaria, Lluís Salvadó, y otros representantes del recinto han explicado que las oficinas activas hasta ahora, en el Palau de Mar de Barcelona, “estaban prácticamente llenas y seguían habiendo empresas que querían sumarse a este ecosistema”, por lo que se ha procedido a activar una fase transitoria de establecimiento en los tinglados antes de abordar el acondicionamiento completo del inmueble, que empezará en 2025.

“Tomaremos experiencia, conocimiento y masa crítica con esta fase”
Lluís Salvadó Presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona

El proyecto de los tinglados se encontraba en el germen del distrito de innovación del puerto, concebido “hace unos cuatro años”, como ha recordado Lluís Salvadó, pero tomó impulso con el Plan de Innovación que a mediados de 2022 promovió la administración que entonces lideraba Damià Calvet. La autoridad portuaria ha presentado un proyecto con vistas a estar totalmente operativo en 2027, y que costará un total de 50 millones de euros para remodelar y acondicionar las seis naves de los antiguos tinglados. La infraestructura tendrá 25.000 metros cuadrados para albergar a empresas e instituciones de distinto tamaño y tipología, aunque todas ellas “con la economía azul como vector”, ha especificado el presidente del puerto. Entre 2025 y el año de la puesta en marcha, se ejecutarán las inversiones y se realizarán los trabajos para la puesta a punto.

Mientras tanto, la autoridad portuaria buscaba una alternativa “con una baja inversión” que pudiera servir para albergar más compañías del ecosistema BlueTechPort, de ahí el acondicionamiento de una de las naves. El espacio cuenta con 1.500 metros cuadrados y “en septiembre ya debería tener un porcentaje de ocupación razonable”, ha apuntado el director general de la empresa portuaria World Trade Center Barcelona (WTCB), Carles Anglada. Su compañía es la encargada de habilitar la nave.

Sus promotores ya están iniciando las fases de comercialización de las oficinas, aunque la presentación más formal se dará en el marco del próximo Salón Internacional de la Logística de Barcelona (SIL), que se celebra entre el 5 y el 7 de junio. Anglada ha manifestado que “todavía nos queda trabajo” para acondicionar por completo las oficinas, y ha añadido que el espacio “será uno de los primeros del puerto de Barcelona que disfrutará de la red 5G del recinto, en máxima calidad y sin cables”. Por su parte, Lluís Salvadó ha destacado que esta primera nave de los tinglados permitirá a la autoridad portuaria “tomar experiencia, conocimiento y masa crítica para que el inicio definitivo de BlueTechPort en 2027 en San Bertran no parta de cero, sino que ya haya trabajo hecho”. Esta primera nave que entra en funcionamiento será luego la última en añadirse a la fase definitiva del proyecto, una vez se hayan remodelado las otras cinco.

CONTINUIDAD DE BLUETECHPORT EN EL PALAU DE MAR
La autoridad portuaria también ha trasladado que su distrito de innovación y economía azul mantendrá activas las oficinas que ocupaba hasta ahora en el Palau de Mar, junto al Paseo Juan de Borbón de la capital catalana. Las instalaciones empezaron a dar cabida a las primeras empresas en julio del año pasado, y actualmente cuenta con 17 entidades en 200 metros cuadrados útiles. Se trataba “de una prueba piloto para ver como respondía la demanda empresarial a la innovación que mira al mar”, ha apuntado la directora de Innovación del puerto, Emma Cobos. La directiva ha calificado ese piloto de “éxito” dada la falta de espacio resultante en su primera ubicación.

La iniciativa BlueTechPort trascenderá el ámbito de las startups

Las empresas que han estado integrando hasta ahora el distrito serían “de tipos muy diversos”, ha descrito Cobos, pero todas ellas siempre ligadas a la idea de economía azul. “No se trata sólo de negocios marítimos o portuarios, sino con una ambición mucho más oceánica”, ha añadido. Cobos ha puesto ejemplos de entidades que utilizan tecnologías como blockchain o inteligencia artificial para procesos que sí están muy directamente ligados a la actividad portuaria, como por ejemplo en el bunkering de buques, pero también ha invocado una compañía que diseña “pantallas resistentes al agua marítima”, al transitario JCV, y otras firmas “más ligadas a actividades relacionadas con el medio ambiente”. La autoridad portuaria también ha señalado que su BlueTechPort trascenderá el ámbito startup y albergará negocios de todo tamaño, y ha puesto como ejemplo la firma HCL Tech, con sede en India y delegaciones en todo el mundo, y que también tiene representación en las oficinas actuales del distrito de economía azul.