16 de junio de 2024 | Actualizado 9:59

Aragón da luz verde al inicio de la primera fase del centro logístico de Ponentia

El Grupo Marco llevará a cabo unos trabajos que se inician en el próximo mes de julio y más activamente a partir de septiembre
Ponentia Logistics

El macrocentro logístico que está promoviendo la sociedad Ponentia Logistics en Tamarite de Litera (Huesca) ya puede abordar la primera fase de su construcción. El Gobierno de Aragón ha aprobado este miércoles el Plan de Interés General que da luz verde a la plataforma y que, además, debe servir para acelerar su desarrollo. Los primeros trabajos, de índole “más previa”, según lo ha especificado el director general de Ponentia, Rafael Peris, empezarán en el mes de julio, y a partir del 1 de septiembre vendrá “el grueso” de la obra.

20 millones de euros

La primera fase de obras implica una inversión de 20 millones de euros

Se trata de una primera fase del proyecto que tiene apareada una inversión de 20 millones de euros y que ejecutará la constructora Grupo Marco, cuya sede de Binéfar está muy próxima a los terrenos de Ponentia. La terminal ferroviaria y las conexiones viarias de esta plataforma de 1,4 millones de metros cuadrados deberían completarse ya en una segunda fase, con un periodo total de 24 meses para ejecutarlos y una inversión aproximada de 96 millones de euros. Según lo expresado por el Ejecutivo aragonés, se espera que la totalidad del proyecto, con el polígono logístico y una zona residencial apareada completados, tome un total de “entre tres y cuatro años”.

El plan aprobado por la administración aragonesa no se ha modificado ostensiblemente respecto al proyecto presentado por Ponentia, sostiene Rafael Peris, aunque ha habido “algunas modificaciones en relación a suministros y accesos. Se trata de mejoras fruto de las alegaciones que ha habido en el proceso para ajustar al máximo su dimensión, dada la importante magnitud”. Mantiene las grandes líneas del desarrollo, dividido en una zona de actividad logística en torno a la terminal intermodal ferroviaria y otro espacio para usos residenciales.

Como ya manifestaron los impulsores en su momento, la terminal incorporará servicios de autopistas ferroviarias y en plena operatividad debería conectar con la zona centro y sur de la Península hasta Algeciras por un lado, y con Barcelona y Francia por el otro. El plan incluye la ordenación urbanística, el estudio ambiental y los proyectos de urbanización y parcelación. Se espera que la aprobación para la segunda fase de obras “llegue en algún momento tras el verano”, ha apuntado Peris.

Todo el capital invertido en la plataforma es de procedencia privada, aunque la empresa promotora aspira a recibir subvenciones europeas para el proyecto de la terminal intermodal. Según ha calculado la administración autonómica aragonesa, las dos fases de construcción proyectadas generarán más de 200 puestos de trabajo, pero se espera que una vez en pleno funcionamiento la plataforma emplee a unas 2.000 personas. El ‘target’ principal de esta infraestructura a nivel de cliente son las empresas de producto fresco cárnico y agrícola ubicadas en la comarca de La Litera. En la misma zona está también situada la terminal intermodal LiteraTIM, promovida por Samca con la participación de Renfe y los puertos de Tarragona y Barcelona.