16 de junio de 2024 | Actualizado 9:59

CargoBeamer mantiene las rutas a España dentro de sus planes de expansión a medio plazo

No descarta crear una terminal propia en Catalunya tras recibir 140 millones de euros de financiación público-privada para otras terminales
CargoBeamer

El operador de autopistas ferroviarias CargoBeamer mantiene el mercado español en sus planes de expansión a medio plazo. La compañía germana ha recabado 140 millones de euros de financiación externa recientemente, y ha expresado sus intenciones de extender sus operativas a un total de 18 terminales en Europa durante los próximos diez años. Sobre España, la firma ha confirmado a esta publicación que “desde luego CargoBeamer está muy interesada en expandir sus servicios” y que “actualmente estamos examinando nuestras opciones de incrementar servicios al sur de Francia (región de Perpignan) de nuevo, y abrir una conexión con España sería un proyecto potencial de continuación en el medio plazo”.

La compañía sigue apostando por gestionar una terminal propia en Catalunya o el sur de Francia

No es la primera vez que la empresa alemana pone la mirada en el mercado español, al que de momento sólo sirve desde las rutas con y desde Perpignan. “En los últimos meses, nuestra expansión hacia España y el sur de Francia ha progresado más lentamente de lo que esperábamos, debido en gran medida a las dificultades que el mercado intermodal ha experimentado en Francia durante el año 2023″, sostiene la empresa. Sin embargo, este mismo mercado “ha vivido una recuperación sólida desde inicios de 2024”, lo que reaviva la voluntad de crecer geográficamente de la empresa.

De hecho, CargoBeamer incluso expresa interés por operar una terminal propia “en la región de Barcelona-Perpignan”, un plan que había paralizado el año pasado después de plantearse opciones en la terminal intermodal de La Llagosta, que finalmente operará Hupac y TPNova. La empresa alemana también se planteó un servicio shuttle entre Barcelona y Perpignan para completar sus servicios, pero de momento nada de ello ha visto la luz. Ahora afirman que la opción de la terminal en Catalunya “se mantiene como un proyecto muy interesante para nosotros y estamos continuamente en conversaciones para ubicaciones potenciales en la región”. En Europa operan instalaciones propias en Calais (Francia) y Domodossola (Italia), aunque la empresa también está a punto de iniciar las obras para otra terminal en Kaldenkirchen (Alemania), donde de momento trabajan en las instalaciones gestionadas por Cabooter Group.

FINANCIACIÓN ESTATAL DE ALEMANIA Y SUIZA
Los planes de expansión han recibido un impulso destacado gracias a los 140 millones que logrado levantar en una ronda de financiación de Serie B, comunicó la compañía la semana pasada. De ellos, 90 millones provienen de los ministerios de transportes alemán y suizo y se destinan a la infraestructura de los dos extremos en su ruta más importante, Kaldenkirchen y Domodossola. El Gobierno germano invierte en la construcción de la primera terminal propia de CargoBeamer en su país, mientras que el suizo aporta 40 millones para ampliar la instalación propia de la empresa en el nudo ferroviario transalpino. “El hecho de que ahora fluyan muchos fondos públicos demuestra la importancia de nuestra tecnología”, ha manifestado el consejero delegado de la empresa, Nicolas Albrecht. La mayor parte de la financiación privada procede de la plataforma de inversión Nordwind Ventures, de la propia familia Albrecht y principal inversor de CargoBeamer. La firma mantiene la ronda abierta hasta el verano.

El presidente de Nordwind Ventures, Hans Albrecht, ha explicado que “ahora es el momento de acelerar el crecimiento” de la empresa en la que es máximo inversor. Además de un potencial aterrizaje en Catalunya y de gestionar su propia terminal en Perpignan, la empresa también ha demostrado interés público en situarse en Ashford (Reino Unido, y a donde ya llegan sus rutas desde Calais) y en Bari (que ahora forma parte de su ruta con Domodossola). A nivel de rutas, la compañía con sede en Leizpig augura que pueden incrementarse de las cuatro que opera actualmente a las 50 en toda Europa en los próximos diez años.