25 de junio de 2024 | Actualizado 11:23

Renfe informará con mes y medio de las convocatorias de maquinistas a sus competidores

No podrá incorporar a los nuevos maquinistas a su plantilla hasta tres meses después de la resolución definitiva, según ha aprobado la CNMC
E.M.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto nuevas obligaciones a Renfe para garantizar que sus competidores (Ouigo, Iryo y las operadoras de mercancías alternativas) puedan reemplazar con suficiente antelación a sus maquinistas ante lo que el organismo regulador se refiere como “efecto llamada” de las convocatorias de empleo de Renfe Operadora. Una de ellas implica que Renfe dé un preaviso al mercado de la competencia de, al menos, mes y medio antes de resolver un proceso de selección, del número de maquinistas que prevea incorporar y, hasta tres meses después de la resolución definitiva, no podrá incorporarlos a su plantilla.

90%

Renfe emplea a aproximadamente al 90% de los maquinistas de España y contrata a 550 nuevos al año

La medida ya aplicaba para algunas empresas de mercancías y ahora se generaliza a todas, incluidas las de pasajeros. “De esta forma, las compañías sabrán cuántos maquinistas causarán baja con al menos cuatro meses y medio de antelación, el tiempo mínimo necesario para reemplazarlos y evitar disrupciones en sus servicios”, valora el organismo regulador. Renfe emplea a aproximadamente al 90% de los que hay España y contrata anualmente a una media de 550 nuevos conductores, según los datos manejados por Competencia. En total, la plantilla de las empresas competidoras es de unos 650 profesionales de conducción ferroviaria. En 2023, Renfe contrató a casi un tercio de los maquinistas empleados en otros operadores de mercancías y viajeros.

De hecho, no es la primera vez que la CNMC impone obligaciones de este tipo a Renfe para que comunique con suficiente antelación sus necesidades de contratación. En 2017 lo hizo para que los centros de formación pudieran adaptar su oferta de cursos, una medida que no se suprime de la lista pese a este nuevo requerimiento. Esa obligación establecía que Renfe debía informar antes del 31 de enero de cada año de sus previsiones de contratación para los siguientes dos años. “Esta medida ha hecho que actualmente la bolsa de maquinistas (con licencia, pero que no están trabajando) sea suficiente para que las empresas cubran las bajas por las contrataciones de Renfe”, valora la CNMC.

Y, en 2021, la CNMC constató en otro informe que las convocatorias de empleo de Renfe tenían un importante efecto llamada, al que la organización vuelve a referirse en esta ocasión. En todo caso, a pesar de haber suficientes maquinistas disponibles, la actividad de las empresas “puede verse seriamente afectada cuando éstos son contratados por Renfe en alguna de sus convocatorias de empleo, ya que su reemplazo no es inmediato“, advierte el organismo regulador de los mercados. Esto es así porque los maquinistas necesitan una formación específica sobre las líneas y los trenes que van a operar, que requiere un mínimo de tres meses, a lo que hay que sumar el tiempo necesario para seleccionar y contratar al personal con carácter previo, recuerda Competencia.