25 de junio de 2024 | Actualizado 11:23

Toro y Betolaza consolida su negocio de granel industrial en el puerto de Bilbao

Las ventas crecen el 30% hasta marzo, después de duplicar el volumen de negocio y mover 350.000 toneladas en 2023
Muelle AZ1 del puerto de Bilbao | Autoridad Portuaria de Bilbao

La actividad comercial del grupo portuario Consignaciones Toro y Betolaza continúa creciendo en la dársena de Bilbao. Su terminal de graneles industriales, ubicada en el muelle AZ1, ha registrado “un aumento del 30% en las ventas asociadas a este segmento en el primer trimestre del año”. Este incremento es un ‘suma y sigue’ ya que la instalación “duplicó la facturación en 2023” según confirma el director gerente de Toro y Betolaza, Gorka Zabala. En ese ejercicio, la terminal manipuló 350.000 toneladas de granel industrial. El grupo que preside Gabriel del Toro también tiene en cartera “nuevos proyectos e inversiones, igual la construcción de alguna nave adicional, para aumentar la capacidad de manipulación de los graneles industriales”.

“Consolidamos la labor comercial sembrada en los últimos años para seguir creciendo”
Gorka Zabala Director gerente de Toro y Betolaza

La terminal, para la que acaba de solicitar una ampliación de siete años de la concesión al puerto que preside Ricardo Barkala, trabaja con materias primas como la bentonita (arcilla de grano muy fino), el carbón, la hulla, cales, la anhidrita (mineral de sulfato), el azufre, la chatarra y las escorias. “La mayoría son tráficos de importación para las industrias del hinterland procedentes del norte de Europa y del Mediterráneo, caso de Turquía e Italia, etc., en barcos de unas 10.000 toneladas (de peso muerto). Trabajamos directamente con las factorías de la zona, como son las fundiciones y las siderúrgicas, que importan las materias primas de manera regular para su transformación, y esporádicamente con algún trader”, explica Zabala.

Esta terminal, con capacidad para 500.000 toneladas al año, cuenta con 8.000 metros cuadrados repartidos en cinco almacenes y una campa exterior de 10.000 metros cuadrados. El incremento de los tráficos de graneles industriales responde a que “estamos consolidando la actividad comercial sembrada en los últimos años y la vocación es seguir creciendo”, ha subrayado el primer ejecutivo de Consignaciones Toro y Betolaza.

“Tratamos de aportar valor a la cadena de suministro de nuestro clientes haciendo trajes a medida. Por ejemplo, las escorias [de las fundiciones y de las acerías], uno de los productos que más han aumentado y siguen creciendo, son un problema [para las industrias del hinterland] porque los vertederos tienen un coste muy elevado. Entonces hay que valorizarlas y venderlas”, expone Zabala.

Toro y Betolaza trata de aportar valor a la cadena logística de estos materiales con servicios adicionales

“Sin llegar a ser un transitario, además de la estiba, lo que hacemos es buscar las pólizas de fletamento y otras actividades para optimizar la cadena de suministro. Son materias que tienen muy poco valor y cualquier céntimo que podamos ahorrar es una mejora bien recibida por el cliente. Una vez que hemos encontrado la solución, si bien la gestionamos, ponemos al cliente en contacto con los proveedores para evitar, precisamente, esos sobrecostes”, añade el responsable del operador portuario vasco.

EL SULFATO SÓDICO QUE EXPORTA A PAÍSES EMERGENTES ES DE UNA MINA DE BURGOS
La otra gran actividad dentro de los graneles industriales de Toro y Betolaza es la planta de sulfato, ubicada también en el muelle AZ1, que tiene capacidad para 600.000 toneladas anuales. La instalación dispone de 12.000 metros cuadrados cubiertos y está dotada de cintas automáticas para la carga de los buques en el puerto de Bilbao.

El sulfato sódico se usa principalmente como blanqueante para detergente en polvo y en la fabricación de fertilizantes

La compañía aprovechó “una avería” en 2023 para proceder a su renovación, que ha absorbido más de un millón de euros. “El sulfato procede de una mina de Burgos y es para la exportación a África, Sudamérica y el norte de Europa. El sulfato sódico se utiliza principalmente como blanqueante para detergente en polvo, que se consume mucho en los países emergentes, y en la fabricación de fertilizantes. Los barcos que llegan aquí operan en el mercado spot y son de entre 20.000 y 40.000 toneladas”, indica Zabala.

Toro y Betolaza suele mover en esta instalación “entre 300.000 y 400.000 toneladas año”. España es uno de los principales países productores de sulfato sódico del mundo, destacando los yacimientos de Cerezo de Río Tirón y Belorado, en Burgos, que explotan Crimidesa y Samca, respectivamente.

España es uno de los principales países productores de sulfato sódico del mundo

El grupo vizcaíno también opera como trader de combustibles sólidos, húmedos y secos, en el puerto de Bilbao. La empresa dispone de una concesión de 10.000 metros cuadrados para la importación y el almacenamiento de coque metalúrgico y de petróleo, antracita y hulla para los sectores del acero, fundición, ferroaleaciones, centrales térmicas y cementeras. La instalación dispone de  secadero de coque y antracitas para su posterior aplicación en acerías eléctricas, como la de ArcelorMittal en Sestao.

El puerto de Bilbao cerró 2023 con un aumento del 4,42% en el tráfico de graneles sólidos, hasta los 3,4 millones de toneladas. En concreto, el carbón y el coque de petróleo crecieron el 9,2% (hasta las 672.361 toneladas), los productos de hierro y acero subieron el 30,6% (139.029 toneladas) y la chatarra, el 15,6% (183.635 toneladas). Por último, Consignaciones Toro y Betolaza explota una terminal multipropósito sobre 243.000 metros cuadrados en los muelles A5 y A6, en el Espigón Central del puerto de Bilbao, que opera como hub para la pujante industria eólica que acoge la dársena y su área de influencia. En esta instalación también presta servicio el armador Finnlines (Grimaldi), para quien trabaja como agente general y estibadora. La naviera con sede en Helsinki dispone de cuatro barcos Ro-Ro en dos rotaciones semanales en el servicio regular que enlaza el puerto de Bilbao y el norte de Europa.