14 de junio de 2024 | Actualizado 18:23

Geever realiza una prueba piloto de ‘probador’ para gestionar la logística inversa en moda

Permitirá seleccionar una franja horaria de entrega que contemple un tiempo para probar los productos y devolverlos sin volver a los microhubs
Consejero delegado y cofundador de Geever, Pere Roca | E.M.

El operador de última milla Geever está testando un nuevo servicio para mejorar la gestión de la logística inversa. El objetivo es evitar los desplazamientos que generan las devoluciones, sobre todo en el sector textil, ya que “es común pedir varias tallas cuando compras online para quedarte una y devolver las demás”, ha explicado el consejero delegado y cofundador de Geever, Pere Roca, en el Salón Internacional de la Logística de Barcelona (SIL). “Queremos fomentar la economía circular con una nueva función piloto de probador que estamos testando, en este momento estamos viendo que opciones son las mejores, si recoger en 24 horas, en una franja horaria determinada o aprovechando la entrega”. 

“El cliente selecciona una franja para que al recibir la prenda se la pruebe y devuelva la que no quiera”
Pere Roca Consejero delegado y cofundador de Geever

En cualquier caso, en un principio, este nuevo servicio está pensando para que el repartidor sólo haga un viaje. “El cliente que seleccione esta función, en principio, escogería una franja horaria para que se le entregue el producto, se lo pruebe y devuelva lo que no necesite mientras el repartidor sigue por la zona sin volver al microhub”, ha manifestado Pere Roca. Por lo tanto, los camiones entran en Barcelona antes de las seis de la mañana para posicionarse en los 40 microhubs que tienen repartidos por la capital catalana para realizar un reparto y recogida en vehículos ligeros. “El objetivo es que las incidencias se puedan acotar lo más cerca posible del consumidor, se puede hacer al momento y actuar sobre acciones de proximidad es una ventaja en sostenibilidad”, apostilla el consejero delegado.

En esta línea, añade que están buscando este tipo de soluciones enfocados en la sostenibilidad porque, “aunque cambiemos toda la flota de vehículo industrial a eléctrico, seguiremos teniendo ciudades congestionadas”, ha señalado. Además, es destacable recordar que el operador extenderá las franjas horarias para aumentar el volumen de sus microhubs. Hasta ahora, sus microhubs, trasteros en las plantas -1 de los aparcamientos urbanos, se abastecían por la noche para que a primera hora de la mañana se pudiera iniciar el reparto, pero ahora van emplear franjas de horario valle como son las once de la mañana y, más adelante, las tres de la tarde para ampliar sus volúmenes con el objetivo de realizar entregas en el mismo día y estar activos las 24 horas y tras esta prueba piloto se aplicará tanto para las entregas como para las devoluciones.