14 de junio de 2024 | Actualizado 18:23

BCN Port Innovation alcanza la treintena de socios en su primer año de vida

La autoridad portuaria ya ha conseguido una ocupación del 40% de su primera nave dedicada a BlueTechPort en los tinglados de San Bertran
Los miembros de la Autoridad Portuaria de Barcelona, autoridades y representantes de empresas colaboradoras en el acto de balance anual de BCN Port Innovation Foundation | E.M.

La fundación dedicada a la innovación del puerto de Barcelona, BCN Port Innovation Foundation, ha cumplido el año de existencia llegando a la cifra de los 30 socios inversores. La autoridad portuaria ha hecho balance de la entidad en el marco del Salón Internacional de la Logística de Barcelona (SIL), el mismo evento en el que la presentó hace un año, afirmando que la iniciativa está “cumpliendo con sus propósitos” y detallando que ya ha puesto en marcha ocho proyectos de innovación. Su presidente, Lluís Salvadó, ha destacado que este instrumento arrancó con unas 15 empresas aportando capital, una cifra que a finales del año pasado debía incrementarse a 25 y que ahora supone una duplicación “de las compañías que están comprometidas y nos ayudan a hacerla más potente”. El cartel de partners abarca toda tipología y tamaño de empresas, desde navieras a transitarios o desarrolladores tecnológicos, y distingue varios niveles de colaboración según la aportación de capital que hace cada una.

“Queríamos que la fundación fuera el núcleo de un ecosistema innovador”
Lluís Salvadó Presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona

Entre los objetivos que Lluís Salvadó ha considerado cumplidos está el de convertir la fundación en un ente “que generara redes y networking, el núcleo de un ecosistema de innovación para el puerto y la ciudad”. La autoridad portuaria la plantea como un puente entre las empresas de su comunidad y posibles herramientas de innovación que pueden incidir en otros ámbitos de la comunidad empresarial del recinto. Asimismo, y tras este año de funcionamiento, la fundación se habría convertido en un instrumento que impulsa sus propios proyectos junto a las compañías con las que trabaja, pero también canaliza proyectos que emanan del puerto, para escalarlos. El director técnico de BCN Port Innovation, Miquel de la Mano, ha expresado que “somos una herramienta que puede traccionar en momentos concretos, pero tenemos que apoyarnos en otras instituciones públicas o departamentos e iniciativas que emanen de la propia comunidad portuaria y la empresa privada”.

“Podemos traccionar en ciertos momentos, pero necesitamos a las empresas para innovar”
Miquel de la Mano Director técnico de BCN Port Innovation Foundation

El directivo de la fundación también ha dado pinceladas de un proceso de trabajo que sigue su entidad y se articula en tres horizontes: a corto plazo, la fundación busca testear nuevas tecnologías para corroborar su grado de maduración, mientras que en un medio plazo de dos a cinco años busca integrar soluciones de más largo alcance a necesidades que surgen en el ámbito del puerto. En este sentido, ha puesto como ejemplo el desarrollo de una red de ciberseguridad que proteja a todos los sistemas del puerto y sus empresas. En un tercer nivel a largo plazo, De la Mano se ha referido “a retos más sistémicos para cuyas soluciones falta aún marco regulatorio o no hay suficientes datos disponibles”, proyectos que la fundación mira con un plazo de “10 a 15 años”.

En cuanto a proyectos concretos, la fundación arrancó en 2023 con iniciativas impulsadas por dos de las empresas que figuran en su partenariado, Grimaldi y Hutchison Ports BEST. Ahora, Lluís Salvadó ha mencionado “la colocación de estructuras submarinas en el puerto” por parte del astillero Marina 92 y en colaboración con la empresa ISDIN, u otro proyecto de reciclaje de plásticos que involucra al astillero y a otras firmas que también figuran como socios de BCN Port Innovation. La entidad también estaría traccionando, entre otros, proyectos de restauración medioambiental de la mano de Nactiva, partner que se sumó a la fundación a mediados de marzo.

OFERTA DE INNOVACIÓN EN EL SIL
La fundación de innovación del recinto catalán se ha presentado en el SIL como uno de los dos grandes vectores en este ámbito de negocio del puerto. El otro es el distrito de economía azul BlueTechPort, que en septiembre vivirá una nueva fase de expansión con la puesta en marcha de la primera nave renovada de los tinglados de San Bertran, antigua infraestructura que albergará un hub de grandes dimensiones. Según ha revelado la administración portuaria durante el certamen logístico, “el 40% de esta primera nave ya la tenemos apalabrada para varias empresas”.

La autoridad portuaria ya señaló a mediados de mayo que aceleraba una primera fase de la reconversión de esta instalación, que en 2027 debe tener todas las naves transformadas para albergar su distrito de innovación, por la demanda que estaba recibiendo. En su forma final, el inmueble tendrá 25.000 metros cuadrados y habrá requerido una inversión de 50 millones de euros. “Tenemos empresas y startups de todo tipo, pero también queremos abrir este espacio a empresas europeas que no forman parte de la comunidad portuaria”, ha señalado la directora de Innovación del puerto catalán, Emma Cobos. Por su parte, Lluís Salvadó ha manifestado que “no tenemos pudor en afirmar que queremos que sea el centro de economía azul más relevante de Europa”.