18 de julio de 2024 | Actualizado 18:22
De izquierda a derecha: Arkaitz García, presidente del comité de empresa del CPE de Bilbao; Karmele Tubilla, alcaldesa de Santurtzi; Antolín Goya, coordinador general de Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar; Ricardo Barkala, presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao; Eugenio Mendikote, alcalde de Zierbena; y Jonatan Granado, coordinador de zona Norte por CETP | Sprint

Los estibadores se presentan como aliados de las empresas para consolidar los tráficos

“Tenemos que aprovechar la paz laboral para dar un paso de madurez y adaptarnos al nuevo escenario”, ha asegurado Antolín Goya

Los puertos españoles viven un momento dulce en las relaciones entre los trabajadores y las empresas estibadoras. Así ha quedado patente en la apertura de la 45 Asamblea de Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, que se celebra en Bilbao hoy y mañana. El coordinador general de la organización, Antolín Goya, ha dejado claro que “queremos aprovechar la actual estabilidad para ayudar a consolidar los tráficos en los puertos y para mejorar los sistemas de trabajo a través de la formación y aportando calidad de servicio”. El sindicato, que representa a más de 5.000 estibadores en las dársenas del país, también se servirá de este valle de sintonía con las empresas “para hacer una reflexión interna, dar un paso de madurez, mejorar nuestra estructura y adaptarnos a las nuevas necesidades” del sistema portuario.

“Somos los primeros interesados en que las empresas estibadoras sean fuertes”
Antolín Goya Coordinador general de Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar

“Venimos de un periodo demasiado bélico, con muchos movimientos de defensa y ataque, por lo que tenemos que sacar el máximo partido a este momento de paz laboral”, ha indicado. En conversación con El Mercantil, Goya ha concretado que “somos los primeros interesados en que las empresas estibadoras sean fuertes” y ha defendido “la importancia de la agilidad y flexibilidad de los convenios [firmados], no sólo para no perder tráficos, sino para poder atraer y fidelizar otros nuevos”. El último acuerdo sellado por Coordinadora ha sido con la Asociación de Empresas Estibadoras del puerto de Valencia. Este tercer convenio colectivo renueva el que estaba vigente desde 1995, adaptándolo al contenido del V Acuerdo de las relaciones laborales en la estiba de mayo de 2022, y estará vigente hasta 2029.

Asimismo, en la apertura de la asamblea sindical ha tomado la palabra el presidente del comité de empresa del Centro Portuario de Empleo (CPE) de Bilbao, Arkaitz García, quien ha destacado los avances en el convenio de estiba de la dársena firmado hace ahora dos años. “Hay que resaltar dos aspectos relevantes que hemos consensuado con las empresas, como son un plantilla mínima de trabajadores en el CPE que garantiza la apuesta de las estibadoras por nuestro modelo y la incorporación  de aquellos trabajadores que se dejó de contratar en la etapa de más tensión”, ha subrayado García.

De hecho, la elección de Bilbao como sede de la asamblea anual Coordinadora no ha sido fruto del azar. La dársena que preside Ricardo Barkala fue escenario de una huelga a finales de 2020 que paralizó la actividad durante 57 días y provocó el concurso de acreedores de la sociedad de estiba Bilboestiba y la pérdida de algún cliente. “No es casualidad que hayamos elegido el puerto de Bilbao para celebrar este encuentro porque aquí vivimos una situación de crisis absoluta y fue muy complicado alcanzar un acuerdo. Sin embargo, se produjo un esfuerzo conjunto que está permitiendo que la dársena vuelva a coger aire y recuperar el lugar que le corresponde”, ha subrayado Goya. “Sin olvidar lo que hemos vivido, hay que poner en valor que Coordinadora actuó con responsabilidad y altura de miras, nos sacrificamos porque hicimos concesiones en la seguridad de que el nuevo convenio nos ofrecía la posibilidad de abrir una nueva senda”, ha añadido el presidente del comité de empresa del CPE de Bilbao.

“Estamos trabajando para que las empresas nos vean con confianza y como colaboradores”
Arkaitz García Presidente del comité de empresa del Centro Portuario de Empleo de Bilbao

“Estamos trabajando para que las empresas nos vean con confianza y como colaboradores para plantear proyectos de crecimiento, de productividad, de asentamiento de nuevos volúmenes…, porque tenemos objetivos comunes. Entonces, podéis contar con nuestro apoyo, como un aliado más, para cualquier mejora y plan que tengáis en mente que contribuya al desarrollo del puerto de Bilbao y del resto de dársenas”, ha concluido Arkaitz García.

El novedoso y alineado discurso de Goya y García ha ido dirigido a la primera fila de asientos de un abarrotado auditorio de un hotel vizcaíno. Han escuchado con atención el secretario general de la patronal Anesco, José Luis Romero; la presidenta de Bilboestiba, Elvira Gallego; el presidente de Consignaciones Toro y Betolaza, Gerardo Toro Arrue; y el director general de SLP, Manu Pérez, entre otros representantes de las empresas.

Las últimas palabras para la apertura de la asamblea de Coordinadora han sido las del presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao, Ricardo Barkala, quien en consonancia con las intervenciones de Goya y García, ha defendido que “hemos sido un ejemplo de madurez”. En su opinión, “desde la bronca, hemos sido capaces de sentarnos, reflexionar y buscar una solución al conflicto para impulsarnos”. “El esfuerzo principal -ha continuado- viene de las empresas y de los trabajadores, que pusieron las luces largas y se sacrificaron. De hecho, y lo digo con claridad, me agrada especialmente que, en las últimas elecciones celebradas en el puerto, los trabajadores hayan premiado la decisión [de Coordinadora], que, en un principio, podía parecer dura y nada popular. Sin embargo, han sido capaces de transmitir dónde vamos, cuáles son los retos y ya estamos hablando de reforzar la plantilla [de estibadores], incorporar eventuales y de modificaciones legales para alcanzar los objetivos”, ha señalado Barkala.