18 de julio de 2024 | Actualizado 18:22

El puerto de Barcelona potencia en Quebec las complicidades sobre economía azul

El recinto portuario aprovecha su estancia en Quebec para seguir estrechando lazos con la plataforma Novarium
La delegación catalana en la sede de Novarium | Autoridad Portuaria de Barcelona

La Autoridad Portuaria de Barcelona refuerza sus vínculos con la plataforma de innovación tecnológica canadiense Novarium, tras la firma de su acuerdo de colaboración el pasado mes de noviembre. Durante la visita a Canadá del puerto de Barcelona y la Generalitat de Catalunya, la delegación conjunta ha mantenido una reunión con el consejero delegado de Novarium, Martin Beulieu, para seguir trabajando en el desarrollo de su alianza y para presentar su distrito de innovación y economía azul BlueTechPort, que extenderá su espacio a los tinglados de San Bertran durante el mes de septiembre.

En la actualidad, la economía azul en Quebec suma más de 2.500 millones de dólares en proyectos anuales, más de 200 instituciones y más de 1.000 compañías con sede en la región. Los principales objetivos de Novarium son posicionar al Quebec como territorio marítimo, transformar el río Sant Llorenç en un espacio de pruebas, favorecer la navegación autónoma y de drones, poner en valor el ecosistema marítimo y descarbonizar la actividad. Es por ello que la plataforma es una de las principales apuestas económicas del país, además de ser un factor clave en la política de promoción de economía azul. Asimismo, Novarium alberga unas 40 empresas en sus instalaciones con la finalidad de conectar las startups tecnológicas marítimas con la industria. Gracias a sus proyectos piloto, sus acuerdos comerciales y sus inversiones, la plataforma logra que sus proyectos se conviertan en soluciones innovadoras en un periodo de tiempo de 8 a 12 meses de media.

Por su parte, Novarium dio a conocer algunas de las startups que integra en sus instalaciones a la delegación catalana, entre las que destacan Sensea Canada, dedicada a servicios de monitorización ambiental para controlar la acústica marina; Whale Seeker, empresa que utiliza la inteligencia artificial para detectar ballenas y velar por su bienestar; o MTE, que se dedica a la puesta en marcha de boyas de monitorización en tiempo real que envían señales de alarma. Además de su alianza con el recinto catalán, la plataforma también ha forjado lazos con otros hubs internacionales de Estados Unidos, Europa o México.