18 de julio de 2024 | Actualizado 18:22

El puerto de Barcelona estudiará los riesgos del suministro de metanol en sus instalaciones

La entidad portuaria licita el análisis de los riesgos cualitativos, cuantitativos y de las consecuencias del bunkering de este combustible
Operativa de suministro de GNL desde una gabarra a un crucero en el puerto de Barcelona | Autoridad Portuaria de Barcelona

 La Autoridad Portuaria de Barcelona saca a concurso el análisis de los posibles riesgos de las operaciones de bunkering de metanol en su recinto. El presupuesto base estimado asciende a los sesenta mil euros (IVA excluido) y la fecha límite de presentación de solicitudes es el próximo 7 de agosto. Asimismo, el contrato tendrá una duración de cuatro meses y los trabajos incluyen la realización de diversos análisis de riesgos, uno cualitativo (Hazid), uno cuantitativo (ACR) y un análisis de las consecuencias (EAC).

El análisis también considera la posibilidad de utilizar etanol en lugar de metanol

En concreto, estas actuaciones contemplan el estudio de las operativas de suministro de metanol desde una cisterna (TTS), una gabarra (STS), una planta ubicada en el muelle (PTS) y la posible carga de metanol a una gabarra desde una planta ubicada en el muelle de la Energía para realizar servicios small scale o bunkering. Además, la empresa adjudicataria deberá analizar los riesgos asociados a la estancia en el puerto de los medios de suministro, entre ellos camiones cisterna y gabarras, incluyendo el desplazamiento de éstos por las instalaciones y los tiempos de espera en los muelles. En última instancia, también llevará a cabo un análisis de las escalas y las rutas de los buques que utilicen este tipo de combustible en el recinto. La licitación también abarca la posibilidad de valorar el uso de otros combustibles como el etanol.

La autoridad portuaria prevé que la información generada gracias a estos estudios completará el “pliego de condiciones técnicas de la futura regulación de suministro de metanol a buques”. Esta regulación establecerá criterios para apartados como “las distancias de seguridad, operaciones simultáneas (simops), las condiciones marítimo-portuarias o la zonificación de los muelles donde se permite el bunkering de metanol”. Es por ello que el estudio de posibles riesgos es uno de los objetivos del plan de transición energética del puerto de Barcelona para lograr una cadena logística, segura y eficiente para el suministro de este tipo de combustible, según detalla la entidad portuaria.