18 de julio de 2024 | Actualizado 18:22

La mitad de los trabajadores logísticos tienen más de 45 años pese al aumento del talento joven

El envejecimiento y el reto del reemplazo generacional motivan un aumento del 4% en los empleados logísticos de entre 16 y 24 años
Freepik

El sector de la logística se ha posicionado como uno de los más sólidos de la economía española, según el informe Mercado de Trabajo en Logística 2024 publicado por Randstad Research. Con una fuerza laboral de 836.000 personas a cierre del cuarto trimestre de 2023, representa cerca del 4% del total de trabajadores en España y, en el último año, ha recuperado los niveles de empleo previos a la pandemia. En cuanto a la distribución por edad de los empleados, el grueso se concentra en trabajadores entre 45 y 54 años, lo que muestra evidencias del envejecimiento y el reto del reemplazo generacional que debe afrontar la logística. Concretamente, el 53% de los trabajadores es mayor de 45 años, aunque comienza a vislumbrarse signos positivos en el segmento poblacional más joven, entre 16 y 24 años, cuya presencia en el mercado laboral se ha incrementado este último año en más del 4%.

“El incremento del 4% en el empleo de los jóvenes el último año indica que el sector está respondiendo de forma adecuada al reto del reemplazo generacional”, indica la responsable del sector logístico de Cuentas Estratégicas de Randstad, Eva Basanta. “Las empresas logísticas deben tener en cuenta si quieren atraer talento que deben promover la conciliación con la vida personal, además de ofrecer un desarrollo profesional atractivo dentro de un sector innovador”, añade la experta. Por segmentos, la mitad de los empleados logísticos se dedicó en 2023 al transporte de mercancías, un tercio se ocuparon en puestos de almacenamiento y actividades anexas al transporte y el 17% restante a actividades postales y de correos.

Por otro lado, el informe elaborado por Randstad Research muestra que la actividad logística es un sector mayoritariamente masculino, con 648.000 hombres frente a 188.000 mujeres, lo que representa el 77% y el 23%, respectivamente, del total. Pese a ello, el empleo femenino muestra un importante crecimiento interanual, tanto en transporte de mercancías como en actividades postales, con respectivos incrementos del 2,7% y del 7,7% en los últimos datos analizados. Respecto al nivel de estudios de los trabajadores, el análisis de la consultora de recursos humanos apunta que el 59% no poseía estudios profesionales, una tendencia que, según el informe, no parece que vaya a cambiar pronto. El segmento logístico con un mayor predominio de universitarios es el de almacenamiento y actividades anexas al transporte (18%), mientras que el que tiene menos graduados es el de transporte de mercancías, donde el porcentaje es del 11%.

Otro de los retos que debe afrontar este sector es la llegada de la inteligencia artificial (IA). El informe sostiene que la implementación de esta tecnología reducirá en el 9% las tareas desarrolladas por el ser humano en los próximos tres años y aumentará la demanda de perfiles relacionados con IA y machine learning. A su vez, se reducirán los trabajos de carácter administrativo y contable. Y, por otro lado, existe un reto transversal en la atracción y retención de talento, sobre todo entre las generaciones más jóvenes. “Es fundamental potenciar la flexibilidad, la conciliación, la equidad de oportunidades y la formación para posicionarse como compañías atractivas, potenciar su marca empleadora y mitigar la rotación del empleo”, afirma el estudio.

El fenómeno de los fijos discontinuos ha llegado con fuerza a la logística y ya alcanza máximos históricos del 3%. De hecho, el 90% de los contratos del sector en el último trimestre de 2023 son indefinidos, una cifra que escala hasta el 95% en el caso del transporte de mercancías. De esta forma, la temporalidad se cifra en el 10%, reducida significativamente a raíz de la reforma laboral. En cuanto a ocupación, el 48% de los trabajadores desempeñan funciones de operadores y montadores, un porcentaje que en el caso del segmento del transporte de mercancías se eleva hasta el 72%. En cambio, en almacenamiento y actividades anexas al transporte, el segmento mayoritario es el de las ocupaciones elementales (el 34% del total), seguido de contables, administrativos y otros empleados de oficina (25,3%); y en tercer lugar se sitúan los operarios y montadores (16%).

60%

Catalunya, Andalucía, Valencia y Madrid concentran el 60% de trabajadores de transporte de mercancías

Analizando por comunidades autónomas los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), de los que se hace eco el estudio de Randstad Research, Catalunya lidera la lista de comunidades y concentra el 18,1% de los ocupados; seguida de Madrid, con el 15,4% y Andalucía, con el 14,6%. Si analizamos más el sector, nos encontramos con que en el segmento de transporte de mercancías, que representa el 2,1% del empleo total, Catalunya está en cabeza con el 18,7% de los ocupados del país. Le siguen Andalucía (16,8%), Comunidad Valenciana (14,5%) y Madrid (10,5%), y entre las cuatro concentran el 60% de los trabajadores de este segmento. En el almacenamiento y actividades anexas al transporte, que ocupa al 1,3% del total de trabajadores de España, las comunidades que más influencia tienen son Madrid y Catalunya, con un 23,6% y 19% respectivamente.