17 de julio de 2024 | Actualizado 6:47

A Coruña aspira a operar en la red ferroviaria interior de Langosteira en verano de 2026

El recinto portuario da inicio a las obras de la nueva red ferroviaria, adjudicadas a Sacyr por 22,3 millones de euros
Autoridad Portuaria de A Coruña

La Autoridad Portuaria de A Coruña sitúa en verano de 2026 la puesta en marcha de la red ferroviaria interior del puerto exterior de Punta Langosteira. Tal y como ha informado el recinto portuario, tras la firma del acta de comprobación de replanteo durante el día de ayer, “se llevarán a cabo los trabajos de instalación de los equipos, maquinaria y medios humanos, para comenzar las obras sobre el terreno de forma inmediata”. Por su parte, la empresa encargada de la ejecución de las actuaciones, Sacyr, cuenta con un presupuesto de 22,3 millones de euros y un plazo de ejecución de 23 meses. Por este motivo, la autoridad portuaria prevé que la red interior “estará operativa en el verano de 2026”, una vez finalizada también la “obra del enlace ferroviario con la red general”.

En concreto, este acceso ferroviario completará “la operatividad del puerto exterior de Punta Langosteira” y permitirá “realizar los traslados de los tráficos de graneles sólidos y líquidos que aún se operan en el puerto interior”. Además, la entidad portuaria también contempla que este acceso incremente el área de influencia del recinto y facilite la implantación de nuevos operadores y proyectos industriales. En cuanto a la inversión realizada, la dársena gallega afirma que se ha sufragado “íntegramente” con fondos Next Generation de la Unión Europea, a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

Respecto a las actuaciones, el proyecto de las vías interiores del puerto incluye un trazado con un haz de cuatro vías, que se dividen por pares a ambos lados del vial principal de acceso de vehículos al recinto portuario. Asimismo, se completa con una prolongación en la zona más cercana al dique de abrigo, donde se construirá una plataforma ferroviaria de tres vías destinada a apoyar los trabajos de composición y descomposición de los convoyes. Los trabajos abarcan tanto la ejecución de la infraestructura completa, diseñada para permitir las maniobras de los trenes durante su ciclo de carga, descarga y transporte de mercancías, como el movimiento de tierras, drenajes, reposición de servidumbres, superestructura ferroviaria, instalaciones de seguridad y comunicaciones.