18 de julio de 2024 | Actualizado 18:22

La solución para evitar incendios de coches eléctricos gana el IV Valenciaport Hackathon

SpiderTech de Ceto busca prevenir incendios de coches eléctricos almacenados en instalaciones portuarias con una solución en tres fases
Equipo Ceto, equipo Proteoy y equipo Thalassa | Fundación Valenciaport

El proyecto SpiderTech de Ceto para prevenir incendios de coches eléctricos almacenados en instalaciones portuarias ha logrado el primer premio en la IV Valenciaport Hackathon. El segundo premio fue concedido al proyecto Proteo PESS: Potencial Energy de Storage System, una solución del equipo Proteo que pretende resolver el reto de reducir el consumo de combustible de la maquinaria pesada en las operaciones portuarias. El tercer premio ha recaído el proyecto eSeaGuard del equipo Thalassa, con una solución de ciberseguridad en entorno portuario. Los ganadores aportaron soluciones a los tres retos propuestos por Bergé (reducir el combustible de la maquinaria pesada), Valencia Terminal Europa (medidas contra incendios en vehículos eléctricos almacenados) y, por último, el de la Autoridad Portuaria de Valencia junto a la Asociación IDF, que solicitaba la monitorización y análisis situacional del puerto de Valencia en la red oscura.

La iniciativa aspira a predecir los puntos calientes con la ayuda de la inteligencia artificial

En concreto, la solución de Ceto obtuvo el primer premio con una dotación económica de 3.000 euros concedidos por la Fundación Juan Arizo Serrulla (FJAS) y el premio especial de 2.000 euros a la solución más sostenible energéticamente, concedido por Naturgy. En este sentido, el proyecto SpiderTech propone tres fases: la primera fase es la de prevención, se ha diseñado una cámara con sensores que miden continuamente los gases emitidos y el aumento de la temperatura en las instalaciones, y en caso de detectar alguna anomalía activaría la fase de extinción. En esta segunda fase, se utilizarían las tuberías que hay instaladas en el “silo” que rociarían con agua y con el componente F500 los vehículos estacionados en las instalaciones portuarias. Finalmente, en la fase de predicción y control, se almacenarían todos los datos registrados en los sensores para visualizar la evolución cronológica de la temperatura y gases emitidos, y con la ayuda de la inteligencia artificial (IA) poder llegar a predecir los puntos calientes o problemáticos.

El segundo premio, 2.000 euros aportados por The Whiteam, es la solución del equipo Proteo. Pretende resolver el reto de reducir el consumo de combustible de la maquinaria pesada en las operaciones portuarias de una terminal mediante un sistema de torre que aprovecha la energía potencial de la propia carga para realizar un descenso lento y controlado de la misma, a la vez que se iza la siguiente tanda. De esta manera, consiguen reducir el consumo de combustible en el tramo de ascenso de la grúa, que es cuando realiza el mayor esfuerzo y, por tanto, cuando más consume.

El proyecto Thalassa busca palabras clave relacionadas con el puerto de Valencis para emitir distintos avisos

El tercer premio, mil euros aportados por la asociación de directivos y empresarios logísticos Propeller Valencia, fue concedido al proyecto del equipo Thalassa, una solución basada en la monitorización y análisis situacional del puerto de Valencia en la red oscura para automatizar la generación de alertas sobre ataques cibernéticos. En concreto, con el uso de un web scrapper en la Dark Web, aplicación que realiza una extracción de información de sitios web, buscan palabras clave (dominios, emails, IPs) relacionados con el puerto de Valencia y, a partir de esa información, y utilizando un modelo de inteligencia artificial, se emiten distintos avisos cuando se detecta el uso de una de estas palabras clave relacionada con una potencial amenaza cibernética. Estos avisos se muestran tanto en un panel de control interactivo como en una aplicación de chat a la que también se le puede consultar cualquier detalle de la amenaza.