17 de julio de 2024 | Actualizado 6:47

La segunda rotación entre Bilbao y Zeebrugge de Finnlines acelera los tráficos de Toro y Betolaza

La terminal de Toro y Betolaza en el puerto de Bilbao ha experimentado un incremento del 133% en trailers y del 31% en carga contenerizada
Toro y Betolaza

El puerto de Bilbao registra aumentos en sus tráficos portuarios con el norte de Europa gracias a la segunda rotación semanal de Finnlines desde Bilbao y Vigo a Zeebrugge (Bélgica), iniciada el pasado mes de enero. Las operaciones desde la terminal de Consignaciones Toro y Betolaza, agente general y estibador en el recinto vasco de Finnlines, han registrado un crecimiento del 133% en trailers y del 31% en carga contenerizada durante el primer semestre. Esta segunda escala de buques híbridos de la filial del grupo Grimaldi ha obtenido “excelentes resultados” por sus enlaces con “el Reino Unido, Irlanda, Suecia y Noruega” y por crear una red Ro-Ro que enlaza con “el Báltico, África Occidental, América del Sur, Estados Unidos, Australia, China y Japón”, según destaca la empresa estibadora.

Este servicio semanal entre el puerto de Bilbao y el de Zeebrugge (Bélgica) es operado por tres buques Ro-Ro híbridos de la serie Finneco con una capacidad de carga de hasta 420 semirremolques o 2.500 vehículos. En concreto, estas embarcaciones están diseñadas para “transportar cualquier tipo de mercancía general y también componentes eólicos, como palas de aerogeneradores”, han explicado desde Toro y Betolaza.

Respecto a su eficiencia energética, estos buques disponen de baterías de litio para realizar maniobras y ofrecer una estancia en el puerto sin emisiones. Además, las embarcaciones cuentan con 600 metros cuadrados de paneles solares, sistemas para aumentar la eficiencia energética y un procedimiento de lubricación para optimizar la hidrodinámica, entre otras medidas de sostenibilidad. Según detallan las compañías, “un remolque transportado en las bodegas de estos buques entre Bélgica y España contamina el 27% menos que en una ruta tradicional por carretera”.