26 de noviembre de 2020 | Actualizado 16:56

Adif certifica el fin de las obras básicas para la reapertura del tramo Bobadilla-Algeciras

Este tramo quedó inutilizado a consecuencia de las riadas e inundaciones provocadas por las lluvias torrenciales del pasado mes de octubre

La línea ferroviaria Bobadilla-Algeciras ya está a punto para su reapertura, a expensas sólo de los perceptivas autorizaciones de seguridad para volver a entrar en servicio. Adif ha certificado que las obras, en las que ha invertido 25 millones de euros, han finalizado. Tal y como ya había adelantado el adjudicatario de dichos trabajos, el grupo constructor Avi, se han dado por acabadas las obras necesarias para recuperar la vía tras las riadas e inundaciones provocadas por las lluvias torrenciales del pasado mes de octubre. Azvi apuntaba el éxito de la prueba de carga, estática y dinámica, realizada del nuevo viaducto sobre el Arroyo de las Tinajas, utilizando una locomotora de Tracción Rail, el operador ferroviario del grupo constructor.

Como consecuencia del temporal, la línea ferroviaria Bobadilla-Algeciras quedó cortada al tráfico en una longitud de unos 30 km en el tramo comprendido entre las estaciones de Bobadilla y Almargen-Cañete la Real, en la provincia de Málaga, además de en otros puntos de la línea. El importe de las obras de reparación se ha situado por encima de los 25 millones de euros, en los que se incluyen otras actuaciones desarrolladas en los tramos Córdoba-Bobadilla y Bobadilla-Málaga a su paso por las provincias de Málaga y Sevilla. En estos tramos la circulación pudo ser restablecida en los días siguientes al temporal. Por otro lado, Adif continúa desarrollando las obras proyectadas para la renovación y electrificación de la línea Bobadilla-Algeciras, con una inversión global de unos 350 millones de euros.

LOS TRABAJOS DE RECUPERACIÓN DE LA LÍNEA
Adif ha realizado una compleja labor para desmontar muchos tramos de vías afectadas y proceder al saneamiento y limpieza de la plataforma, incluidas las cunetas y las obras de drenaje transversal existentes, según ha informado el propio gestor ferroviario. Además, en algunos puntos se ha reconstruido la plataforma, se han ejecutado nuevos montajes de vía y se han realizado desguarnecidos para la depuración del balasto, así como múltiples actuaciones para aumento de capacidad hidráulica y obras para protección de la infraestructura.

La zona más afectada fue la ubicada en el punto kilométrico 3/200, donde las lluvias provocaron el desbordamiento del arroyo de las Tinajas en el municipio de Campillos (Málaga). Para su recuperación, y una vez llevados a cabo los trabajos previos de topografía y acondicionamiento de la zona, se procedió a la construcción de un puente, de 85 metros de longitud y 17 metros de altura, que viene a sustituir la infraestructura afectada.