18 de agosto de 2019 | Actualizado 16:33

Adif licita el contrato para colocar 7.000 traviesas en el tramo Castellbisbal-Martorell

La actuación cuenta con un presupuesto de dos millones de euros e incluye su suministro, transporte y descarga
Adif

El gestor de infraestructuras Adif ha licitado un nuevo contrato de suministros para la implantación del ancho internacional en el tramo Castellbisbal-Martorell. La actuación, que se enmarca en el desarrollo del Corredor Mediterráneo en Catalunya, cuenta con un presupuesto de dos millones de euros e incluye el suministro, transporte y descarga de más de 7.000 traviesas bibloque de hormigón para la ejecución de la vía. El pasado mes de marzo Adif adjudicó el tercer carril entre ambos destinos y desde entonces ha trabajado en la recolección de los trenes de mercancías que atraviesan el tramo.

Concretamente, el contrato de las traviesas se divide en dos lotes: el primero para el túnel de Martorell, de vía doble y paso bajo la AP-7; y el segundo para el túnel de Castellbisbal, de vía doble y vía en placa para la transición del túnel de Castellbisbal de vía simple. “Las traviesas están diseñadas para permitir simultáneamente la circulación de trenes de ancho ibérico y estándar a velocidades máximas de hasta 200 kilómetros por hora y 22,5 toneladas de carga máxima por eje”, han informado desde Adif.

El contrato también contempla la fabricación de las traviesas, la colocación de las sujeciones, el acoplo en fábrica y la carga y transporte de los materiales hasta el momento de la instalación en la obra. “Una de las actuaciones singulares comprendidas en el proyecto es la renovación integral de la estructura de los dos túneles y la adaptación de sus dimensiones a las normas de interoperabilidad para permitir la circulación de trenes de ambos anchos”, ha añadido Adif. La implantación de vía en placa posibilita reducir, según el operador ferroviario, los costes asociados al mantenimiento y elimina “totalmente” el fenómeno de vuelo de balastro, además de incorporar medidas para reducir el impacto vibratorio y acústico en túneles. La actuación está cofinanciada por fondos CEF de la UE.