24 de octubre de 2020 | Actualizado 9:25

Adif cifra en el 25% la reducción de su huella de carbono en 2030

El gestor ferroviario incluirá cláusulas relacionadas con el cambio climático en todos los pliegos de contratación a partir de 2025
J.C.P.

El Plan de Lucha contra el Cambio Climático elaborado por Adif y Adif Alta Velocidad, a partir del Plan Director de Lucha Contra el Cambio Climático elaborado conjuntamente con Renfe, prevé reducir la huella de carbono de las dos primeras compañías el 25% en 2030, respecto al valor de 2016, y hasta el 86% si se tiene en cuenta la compra de energía eléctrica verde, según ha apuntado el gestor ferroviario de infraestructuras. El objetivo de este plan es aumentar la contribución del ferrocarril a los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Los principales retos del plan, según Adif, son reducir el consumo energético del sistema ferroviario en 2.900 GWh acumulados en el periodo 2018-2030 y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en unas 9.000 ktCO2eg (CO2 equivalente) acumuladas en el mencionado periodo, con la implantación de los proyectos del plan más las emisiones evitadas por el trasvase modal. Esta reducción alcanzaría las 12.000 ktCO2eg si se tiene en cuenta la compra de energía eléctrica verde. Adif también ha señalado que incluirá cláusulas relacionadas con el cambio climático en el 100% de los pliegos de contratación a partir de 2025.

Adif y Adif Alta Velocidad han elaborado su propio Plan de Lucha contra el Cambio Climático

El gestor de infraestructuras ferroviarias ha señalado que el mencionado plan cuenta con diversas líneas de actuación principales. La primera de ellas es la gestión de energía, que incluye, según el gestor ferroviario, iniciativas encaminadas a mejorar la gestión actual de los consumos energéticos. La línea de eficiencia energética pretende mejorar esta eficiencia en el sistema ferroviario, tanto para usos distintos de tracción como para usos de tracción. Por lo que respecta a la descarbonización y las energías renovables, se pretende sustituir los combustibles fósiles por otros alternativos menos contaminantes, fomentando el uso de las energías renovables. En esta línea de actuación se incluyen proyectos de electrificación como los de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto o Bobadilla-Algeciras. La cuarta línea de actuación es la mejora de la resiliencia de las infraestructuras ferroviarias a los efectos adversos del cambio climático.

En el marco de su compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad, Adif Alta Velocidad se ha convertido en la primera entidad pública estatal española en emitir "bonos verdes" destinados a financiar o refinanciar proyectos que generen beneficios ambientales o climáticos. Adif ha apuntado que ya ha realizado tres emisiones de este tipo, por un importe global de 1.800 millones de euros. Por otra parte, el gestor ferroviario ha recordado que su prioridad es el respeto al entorno en el que se desarrollan los trabajos de las nuevas infraestructuras. Asimismo, el gestor ferroviario ha adoptado medidas en aquellos emplazamientos en los que, por las actividades que se han desarrollado históricamente, los suelos están contaminados.