1 de diciembre de 2020 | Actualizado 21:15

XPO Logistics estudia vender su negocio en Europa

El operador se plantea concentrarse en su negocio de carga consolidada y deshacerse de cuatro unidades de negocio, entre ellas toda su actividad en Europa

Los inversores han recibido con los brazos abiertos la decisión de XPO Logistics de estudiar la venta de hasta cuatro de sus unidades de negocio (Norteamérica, Europa, Transporte y Logística). El anuncio del operador logístico del mundo fue recibido en el mercado bursátil con una mejora sustancial de la acción, que ascendió el 15,8% desde el cierre del 15 de enero a la apertura del 16 de enero, justo después de hacerse pública la estrategia de la compañía dirigida por Bradley Jacobs.

La compañía estadounidense se ha significado en los últimos años por una agresiva estrategia de adquisición de empresas para ganar volumen. Ahora, sin embargo, su presidente y consejero delegado Bradley Jacobs apuesta por concentrar los esfuerzos en la carga consolidada o less-than-truckload, un segmento que representa algo más del 29% de la facturación total de la compañía.

XPO Logistics ha justificado su estrategia en que, con estas desinversiones, podrá mejorar los retornos a sus accionistas. “Seguimos cotizando muy por debajo de la suma de nuestras partes” y “es por eso que creemos que la mejor manera de continuar maximizando el valor para los accionistas es explorar nuestras opciones”, ha manifestado la compañía. No obstante, “no puede garantizarse ningún resultado específico”. El operador logístico no ha establecido un cronograma para completar el proceso.

EL PESO DE ESPAÑA EN LA CUENTA DE RESULTADOS DE XPO
España es el cuarto país de los más de 30 en los que opera XPO Logistics con mayor peso en su cuenta de resultados. “Alrededor del 59% de nuestros ingresos en 2018 se generaron en los Estados Unidos, el 13% provino de Francia y el 12% del Reino Unido”, según manifestó la compañía el pasado mes de octubre de 2019. A estos tres grandes mercados, le sigue España con una cuota del 5% sobre los ingresos totales del operador.