23 de octubre de 2020 | Actualizado 20:09

GLS potencia su hub en Barcelona para responder al auge del ecommerce transfronterizo

El nuevo centro logístico, ubicado en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), dobla la capacidad de almacenaje de la que disponía anteriormente
Exterior del nuevo hub en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) | GLS Spain

El operador logístico GLS Spain ha unificado las operaciones de un hub internacional y una delegación agregada con las de un hub regionales en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona). La nave del nuevo centro internacional cuenta con una superficie de alrededor 9.000 metros cuadrados, instalación en la que la cinta clasificadora se ha ampliado, de modo que inicialmente se pueden procesar hasta 8.000 paquetes por hora, según ha explicado la compañía. DE esta forma, GLS cuenta con mayor capacidad para responder al auge del ecommerce transfronterizo y a la expansión de sus servicios europeos

También se ha aumentado a 32 el número de muelles para la carga y descarga de camiones de transporte de larga distancia y a 78 las de furgonetas de reparto en Santa Perpètua de Mogoda. Además, el nuevo hub se encuentra a tan solo 50 metros del antiguo centro internacional en la zona del Vallès, lo que supone una ventaja estratégica para las conexiones con la red europea de GLS y las agencias de la región, ha explicado el operador.

La compañía ha incrementado su capacidad máxima tanto en la provincia de Barcelona como en la de Valencia

Por otro lado, la compañía puso en funcionamiento en noviembre de 2019 un nuevo centro logístico en Ribarroja (Valencia) para incrementar también sus operaciones. Tanto en Barcelona como en Valencia, GLS se ha trasladado a un nuevo hub preparándose para un mayor crecimiento en los volúmenes de paquetes. Con este cambio, la capacidad máxima de GLS en la comarca catalana del Vallès Oriental se ha duplicado y en Ribarroja ha aumentado el 70%. "La eficiencia y la velocidad de los procesos se han incrementado considerablemente en ambas regiones, lo que permite, por ejemplo, una salida más temprana de los vehículos de transporte", ha señalado GLS. Además, la unificación de los anteriores centros recorta distancias en las rutas nacionales.

En Ribarroja, GLS Spain unificó una delegación y el hub de la región de Levante en una sola instalación. La nave del nuevo hub regional cuenta con una superficie de más de 5.700 metros cuadrados, superando los cerca de 3.000 metros cuadrados de la instalación anterior. La plataforma está dotada de una cinta automatizada para clasificar hasta 4.000 paquetes por hora.