5 de diciembre de 2020 | Actualizado 18:53
De izquierda a derecha: Chakir el Homrani, Quim Torra, Pere Aragonès y Àngels Chacón | Generalitat de Catalunya

Catalunya insta a las industrias a buscar proveedores alternativos por el coronavirus

"Muchas empresas se encuentran en peligro de parar sus plantas, porque las piezas no llegan en transporte terrestre o marítimo", señala Àngels Chacón

La Generalitat de Catalunya ha habilitado una acción específica a través de la agencia Acció para informar a las industrias sobre proveedores alternativos ante la crisis del coronavirus. “Muchas empresas se encuentran en peligro de parar sus plantas productivas, porque las piezas no llegan en transporte terrestre o marítimo”, ha explicado la consejera de Empresa i Ocupació, Àngels Chacón. En este sentido, ha señalado que todavía es pronto para ofrecer cifras de la disminución de la actividad, ya que “la evolución del coronavirus es exponencial” y aún no se han recogido todos los datos. No obstante, desde la Generalitat han reconocido que también se han detectado otras afectaciones a parte de la falta de suministros, como por ejemplo problemas de liquidez.

A este respecto, el Ejecutivo catalán ha anunciado una línea de préstamos con un alcance de 1.000 millones de euros, con el objetivo de ayudar a unas 4.000 pequeñas y medianas empresas (pymes). “Es una medida fiscal orientada a facilitar su liquidez y a que puedan mantener el pago de las nóminas y los puestos de trabajo en los próximos meses”, ha explicado el vicepresidente y consejero de Economia, Pere Aragonès. De esta forma, se busca dotar de liquidez inmediata a las empresas ante el riesgo de que caigan los pedidos aún manteniéndose los costes fijos.

“Hay empresas que han enviado mercancías a países donde las aduanas están cerradas”
Àngels Chacón Consejera de Empresa i Coneixement de la Generalitat de Catalunya

Asimismo, se han pospuesto y cancelado jornadas y misiones comerciales, como es el caso de la participación de la Autoridad Portuaria de Barcelona en la feria South America 2020, que se celebrará en la ciudad brasileña de Sao Paulo del 17 al 19 de marzo. El puerto ha decidido no participar tanto en este evento como en la misión comercial en este país que ha organizado en las mismas fechas la Cámara de Comercio Brasil-Catalunya. “La medida se ha tomado siguiendo las recomendaciones de las diferentes administraciones sanitarias para evitar la propagación del COVID-19, que piden a la población, a las empresas y a las instituciones posponer todos los viajes que no sean imprescindibles para la normal prestación de los servicios esenciales”, ha explicado. Por su parte, la Autoridad Portuaria de Tarragona ha anunciado que suspende todos sus actos públicos y aquellos organizados por terceros en dependencias del puerto y espacios portuarios.

El tejido empresarial catalán consta de unas 620.000 compañías, con un alto índice de internacionalización. “Hay empresas que han enviado mercancías a países donde las aduanas están cerradas y donde no saben si pueden entrar cierto tipo de mercancías”, ha informado Chacón. Otras medidas propuestas por el Ejecutivo catalán pasan por generar mecanismos que permitan la prevención de la epidemia y mantener la actividad económica, como el teletrabajo, la flexibilidad locativa, los ajustes productivos y el establecimiento de bolsas horarias en el ámbito industrial para flexibilizar y adaptarse a la situación actual, entre otros.

“Debemos estar preparados para recuperar la actividad de la forma más rápida posible”
Quim Torra Presidente de la Generalitat de Catalunya

En cuanto a la incertidumbre sobre el suministro a mercados y grandes superficies, la consejera de Empresa ha transmitido un mensaje de tranquilidad, al recordar que en Catalunya hay un más de 32.700 establecimientos y que la red es “suficientemente fuerte para garantizar el aprovisionamiento de alimentos y de artículos de segunda y tercera necesidad”. Por ello, Chacón ha asegurado que el comercio mayorista y de distribución “está garantizado” y que confía “en la fortaleza de nuestro tejido comercial”.

“No sabemos cuál será la evolución de la epidemia y, por lo tanto, cuándo remitirán los casos”, ha reconocido el presidente de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra. “Esperamos una recuperación de la actividad y, cuando pase, debemos estar preparados para hacerlo de la forma más rápida posible”. Ante esta situación, Torra añadido que “si algunas de las medidas de restricción de movimientos de personas o mercancías se mantienen una vez pase la epidemia global, será más difícil la recuperación de la actividad” y que “la coordinación a nivel global entre bancos centrales y gobiernos es fundamental”. Por ello, ha concluido que “ante una pandemia global, la peor receta sería unas políticas de austeridad”.