4 de diciembre de 2020 | Actualizado 19:06

Airbus retoma la producción en sus plantas de España y Francia tras cuatro días de parada

La compañía ha implementado medidas de higiene, limpieza y distanciamiento para garantizar la continuidad del negocio y cumplir con sus compromisos
Iberohub de Airbus en Illescas (Toledo) | Airbus

La compañía aeronáutica Airbus ha reanudado la producción en sus plantas de España y Francia tras una pausa temporal de cuatro días para implementar procesos de salud y seguridad con respecto a la higiene, la limpieza y el distanciamiento por el coronavirus. La firma industrial ha señalado que, del mismo modo, se están implementando medidas, estándares y procesos estrictos en todas sus sedes. En este sentido, Airbus ha destacado su política para apoyar a los empleados afectados por el cierre de escuelas y guarderías, proporcionando la máxima flexibilidad laboral. Esto incluye, ha apuntado la empresa, trabajar desde casa siempre que sea posible, “al mismo tiempo que se garantiza la continuidad del negocio para cumplir con los compromisos de los clientes y con las regulaciones nacionales”.

Airbus trabaja con sus clientes y proveedores para minimizar el impacto en sus operaciones

La compañía ha señalado que mantiene un fuerte enfoque en la gestión de la cartera de pedidos, apoyando a los clientes y asegurando la continuidad del negocio en estos tiempos “sin precedentes”. En cuanto a los desplazamientos, Airbus ha aconsejado a sus empleados que restrinjan sus viajes a los estrictamente necesarios por negocio y ha cancelado las visitas de la compañía a las regiones de alto riesgo. En este sentido, los empleados que hayan regresado de cualquier región de alto riesgo “deben someterse a cuarentena por un periodo de 15 días”. Asimismo, el personal, los clientes y los visitantes deben comunicar su historial de viaje.

Airbus estudiará el impacto originado por la situación en su junta general anual que tiene previsto celebrar en Amsterdam el próximo 16 de abril. La compañía ha remarcado que, debido al brote global del coronavirus, “desaconseja la asistencia física y alienta firmemente a los accionistas a votar por poderes de conformidad con las medidas de salud y seguridad públicas”.