23 de abril de 2021 | Actualizado 18:12

La crisis del coronavirus hunde las matriculaciones de vehículos industriales y comerciales

Las asociaciones del sector del automóvil piden un plan de choque con medidas para el relanzamiento de la actividad cuando se supere esta situación
Volvo Trucks

El cierre total de la distribución y comercialización de vehículos desde el pasado 16 de marzo por la expansión de la pandemia del coronavirus y las restricciones del estado de alarma ha supuesto un duro golpe para las matriculaciones de vehículos comerciales e industriales. La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), ha destacado que las cifras de marzo están por debajo del nivel de los peores meses de la crisis económica de 2008. Todos los segmentos recortan sus ventas, pero en el caso de los comerciales ligeros se han perdido cerca de dos tercios de sus ventas habituales.

Las cifras de matriculaciones de marzo están por debajo de los peores meses de la crisis económica de 2008

En marzo, se han matriculado 6.703 vehículos comerciales ligeros, el 67,2% menos que en el mismo mes del año pasado, lo que supone un importante descenso del 33,5% en el acumulado del año, con 36.284 unidades. Anfac ha subrayado que el descenso de matriculaciones ha afectado a todos los canales, que han visto reducidas sus ventas, especialmente el de alquiler, con una caída del 76,3% y 959 unidades matriculadas. Por lo que respecta a los industriales, la contracción se ha situado en el 30,8% durante este último mes. La asociación ha destacado que los vehículos industriales ligeros entre 3,5 y 6 toneladas han sido la excepción, ya que han crecido durante el mes de marzo el 28,4%, con 86 unidades. En el acumulado, la matriculación de industriales ha descendido el 15,1% en el primer trimestre del año.

Por lo que respecta a turismos y todoterrenos, han registrado en el mes de marzo 37.644 unidades, el 69,3% menos que en el mismo mes del año anterior. En este segmento, ha destacado Anfac, el canal más afectado es el de rent a car, al frenarse totalmente todas las actividades relacionadas con el turismo justo antes de la campaña de Semana Santa. La asociación ha señalado que las ventas registradas en el canal de particulares y empresas responden a operaciones realizadas en los meses anteriores y que no se habían podido matricular. La portavoz de Anfac, Noemí Navas, ha manifestado que el sector “va a necesitar un plan de choque de relanzamiento que recoja medidas específicas para la automoción que sirva para recuperar rápidamente el mercado y la producción, con planes de ayuda a la compra que se centren ahora en la renovación integral del parque”.

El sector espera tocar fondo en este primer semestre y recuperarse en la segunda mitad del año

En el mismo sentido se ha expresado el portavoz de Faconauto, Raúl Morales, que “aspira a tocar fondo antes de que acabe el primer semestre y trabajar duro en la segunda mitad del año para arrancar de nuevo el sector”. Desde Ganvam, han resaltado que el parón de la actividad “ha hecho que durante el estado de alarma las matriculaciones lleguen a caer diariamente cerca del 90%, lo que significa matricular apenas 300 unidades al día”. Por ello, en lugar “de que todos los ERTE terminen cuando acabe el estado de alarma, sería bueno que se aceptara una reincorporación gradual del personal ajustándolo al ritmo de recuperación para proteger a los trabajadores. De lo contrario se convertirán en ERE por causas económicas y el aumento del desempleo aumentará la desconfianza de los inversores y de los propios consumidores”.