30 de noviembre de 2020 | Actualizado 6:03

La moda afronta con precaución su logística de cara a la temporada de invierno

La estrategia de las marcas de moda pasa por la liquidación de producto de temporadas anteriores y por adaptarse a las nuevas necesidades del mercado
Ferag

Los grandes retailers de la moda afrontan con cautela su estrategia para finales de año e inicios de 2021, es decir, la próxima temporada de invierno. Las disrupciones del mercado que ha provocado el coronavirus es el principal causante de esta dinámica. “Se puede apreciar una cierta precaución en el sector, ya que las marcas no quieren enviar productos que más tarde sean devueltos o que les reste capacidad de venta en otros canales”, ha explicado la directora del operador logístico Logisfashion en su centro de Cabanillas I (Guadalajara), María Trabazo.

De hecho, tal como explica el experto Luis Fernández, especializado en logística de moda, “este mes se han abierto las tiendas con productos de la campaña pasada y se están centrando los esfuerzos en hacer grandes descuentos con dos objetivos: liquidar stock y obtener liquidez rápidamente”. A este respecto, María Trabazo ha coincidido al afirmar que “la situación derivada de la crisis de Covid-19 ha precisado alargar el tiempo de la colección de primavera para darle una mayor salida” y que “ahora se empieza a poner en marcha la colección de verano, aunque alguna ha llegado con retraso por el parón producido en China a inicios de año”.

“La pandemia ha precisado alargar el tiempo de la colección de primavera para darle más salida”
María Trabazo Directora de Logisfashion en Cabanillas I

El e-commerce ha jugado un papel esencial para paliar el impacto de la pandemia en estos últimos meses y ahora, con la desescalada, conciliar las tiendas online y físicas es prioritario para las marcas. “Aunque la venta online haya aumentado considerablemente, el impacto que supone tener las tiendas cerradas tanto tiempo es enorme”, ha recordado la responsable de Diseño y Fabricación del operador logístico Jevaso, María Vázquez. Ante el actual escenario de omnicanalidad, María Trabazo (Logisfashion) ha puntualizado que los retailers “se encuentran valorando los pasos a seguir de cara a la campaña de invierno, además de emplear menor producción, alargar la temporada de verano y apostar por el e-commerce”.

En este sentido, “la incertidumbre y desinformación han llevado a muchas empresas a cancelar pedidos de producción de la nueva campaña, algunos por falta de liquidez y otros por falta de visión de lo que sucedería cuando pudiesen abrir”, según ha asegurado Luis Fernández. En este sentido, María Trabazo ha añadido que en la presente situación “muchos optan por una recalificación del producto de temporada verano 2020 a verano 2021” y que “están cambiando las colecciones de cara a poder adaptarse a las necesidades, dejando de lado el streetwear y apostando por el homewear”.

“La incertidumbre y desinformación han llevado a cancelar pedidos de la nueva campaña”
Luis Fernández Experto en logística textil y moda

Los planes de contingencia de las empresas también contemplan posibles nuevas disfunciones en la cadena de suministro para poder aumentar su reactividad de ser necesario. En el caso del gigante textil Mango, desde la empresa han asegurado que “seguiremos adelante con los proyectos que ya teníamos en marcha para conseguir una mayor visibilidad con RFID y accesibilidad del stock en cualquier punto desde los centros logísticos hasta nuestros clientes”. Asimismo, ha explicado que “se están reforzando todos los centros logísticos satélite que dan soporte al e-commece por el incremento de facturación que estimamos para los próximos años”.

Por su parte, el director de Logística de la firma Scalpers, Patricio López de Carrizosa, ha asegurado que “seguiremos trabajando en la digitalización de procesos y en la automatización del almacén”. En cuanto a automatización, ha puntualizado que “con la situación actual y la incertidumbre en el consumo, queremos disponer de un almacén más automatizado, en el cual las personas que trabajen aporten más valor al proceso”. Asimismo, el directivo ha subrayado que “también esto nos ayudará a minimizar estructura, tener menos constes fijos y más variables en función de las necesidades”.

“Seguiremos trabajando en la digitalización de procesos y en la automatización del almacén”
Patricio López de Carrizosa Director de Logística de Scalpers

EL REFUERZO DE LA LOGÍSTICA INVERSA EN LA DESESCALADA
Otra de los grandes desafíos que la industria textil debe afrontar en la actualidad es, además de prevenir las roturas de stock, optimizar su logística inversa en época de desescalada. “Ha habido un incremento del volumen de devoluciones, porque no se han podido realizar en las tiendas físicas hasta ahora”, ha constatado María Trebazo. A su vez, Patricio López de Carrizosa (Scalpers) ha asegurado que “la logística inversa siempre ha sido el gran caballo de batalla del sector, ya que son las operaciones más complejas, costosas y, por lo general, que aportan menor valor”. En este sentido, el directivo de Scalpers ha subrayado la necesidad de optimizar procesos, especialmente en cuanto a gastos se refiere, objetivo en el que la marca ya está trabajando.

“Tenemos un alto nivel de devoluciones en tienda que fomentaremos con pick-up points externos”
Manel Jiménez Director de Supply Chain e IT en Tendam

Luis Fernández ha resaltado que “la gestión de las devoluciones debe cambiar radicalmente”, pues según ha explicado el actual modelo de “todo gratis” es insostenible. En el caso de Tendam (Cortefiel, Pedro del Hierro, Springfield, Women’ Secret y Fifty), su director de Supply Chain e IT, Manel Jiménez, ha detallado que “tenemos un alto nivel de devoluciones en nuestras tiendas físicas que queremos fomentar ofreciendo pick-up points externos, sobre todo en países donde tenemos menos presencia”.

Finalmente, Mango ha adelantado que “estamos desarrollando nuevos centros de operaciones más cercanos al cliente para gestionar tanto la última milla como la logística inversa”. En la actualidad, la multinacional cuenta con diez almacenes para logística de ecommerce en todo el mundo, “algunos recientes como los de México y Colombia”, según ha informado. Asimismo, el gigante textil también ha desarrollado mejoras de operaciones en tienda relacionadas con el sistema de gestión de las devoluciones.