24 de octubre de 2020 | Actualizado 9:25
Antonio Torregrosa Director general de la Fundación Valenciaport

“Los puertos manejan mucha más información de la que usan actualmente en su gestión”

El director general de la Fundación Valenciaport, Antonio Torregrosa | J.C.P.

Perfil

Antonio Torregrosa
Antonio Torregrosa
Antonio Torregrosa asumió la dirección general de la Fundación Valenciaport en enero de 2019. Torregrosa es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universitat de València, máster en Gestión del Comercio Internacional por IMPIVA y posee un Diploma de Estudios Avanzados en Administración y Dirección de Empresas. Entre 1998 y 2004, fue Técnico Superior de Investigación en el Instituto de Economía Internacional de la Universidades de Valencia, Alicante y Castellón, donde coordinó actividades de I+D en distintos campos relacionados con la economía, el transporte y la logística. Desde abril de 2004, fue director de Proyectos de la Fundación Valenciaport, cargo desde el que accedió en 2019 la dirección general de la entidad.

La Fundación Valenciaport es el centro de innovación y conocimiento del clúster portuario de Valencia. Desarrolla proyectos en todos los ámbitos de la logística portuaria e imparte diversos programas de formación, entre los que destaca el máster en Gestión Portuaria y Transporte Intermodal. También está implicada en una amplia actividad internacional, sobre todo en América Latina, donde está colaborando en el desarrollo de los puertos y sus comunidades portuarias. El director de la institución, Antonio Torregrosa, repasa la evolución de la entidad, las oportunidades y los riesgos de una actividad, la marítimo-portuaria, inmersa en un gran cambio de ciclo ligado a la innovación y la sostenibilidad.

¿Cómo ha afectado a la Fundación Valenciaport la situación generada por el Covid-19 y cómo afrontan esta nueva fase?

No ha afectado mucho, afortunadamente. La innovación, que es nuestra principal actividad, comprende proyectos a largo plazo y con extensos periodos de maduración. De hecho, estamos por encima de otros años en volumen de actividad. La parte de formación sí se ha resentido un poco más por razones obvias. Lo más importante para nosotros, que es el máster, hemos podido pasarlo 100% a distancia y ha funcionado muy bien. En la actividad internacional, más de consultoría y asistencias técnicas, ha habido casi un milagro. Algo que parecía muy difícil, porque no podíamos viajar, y solo con labor comercial a distancia, hemos conseguido prorrogar un proyecto que teníamos abierto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y atacar nuevos mercados. Por ejemplo, hemos firmado un contrato que llevábamos tiempo persiguiendo con los puertos del Paraná (Brasil). Por ello, un año que tendría que haber sido un desastre, ha sido razonablemente bueno.

Es muy arriesgado pensar que el acercamiento de la producción es un efecto directo del Covid-19”

¿Cree que el Covid-19 va a motivar un acercamiento de la producción? ¿Cómo puede impactar eso al sector marítimo, más short sea y menos deepsea?

El acercamiento de la producción es un cambio en la tendencia que se ha ido consolidando durante muchos años y no necesariamente por la pandemia tiene que ir cambiando. Es verdad que en determinados sectores puede existir esta tendencia y la tecnología cada vez lo permite más, pero sería muy arriesgado pensar que es un efecto directo del Covid-19, pero lo iremos viendo. No creo que a cortísimo plazo.

Más allá de adaptar la impartición de la formación a la situación actual de pandemia, ¿están reelaborando o cambiando su oferta formativa para añadir contenido específico sobre esta cuestión en la operativa marítimo-portuaria?

A raíz del Covid-19, Unctad se planteó poner en marcha un programa vinculado a Train for Trade que es para tratar la resiliencia de los puertos ante pandemias en general y preparar a los sistemas portuarios para soportar lo que pueda venir en el futuro. Hemos firmado recientemente un contrato con este organismo de la ONU para elaborar los materiales e impartir el primer módulo y será en este aspecto el programa estrella que tengamos. Hemos puesto en marcha, recientemente, un proyecto de innovación que está vinculado a la gestión de pandemias en el ámbito portuario. Es evidente que la formación para todas las personas que trabajan en el puerto va a tener que adaptarse a esta nueva realidad.

¿Qué supone la continuación del proyecto Deep Demo (Deep Demo II- Valenciaport Towards Net-Zero Emissions 2030)? ¿Qué objetivos se van a trabajar en esta continuación?

El Deep Demo es un instrumento que nos ayuda a trabajar en el objetivo final que es el Plan Cero Emisiones del puerto de Valencia para 2030. Lo que nos ha permitido este proyecto es incorporar toda una serie de agentes y metodologías con los que no estamos acostumbrados a trabajar, en el ámbito de Climate KIC, y de expertos en cambio climático que vienen de muy distintos ámbitos, no solo del portuario. Lo que supone es un espaldarazo por parte de la Comisión Europea a través del Instituto Europeo de Tecnología y de Climate KIC a que lo que estamos haciendo en nuestro Plan Cero Emisiones está bien encaminado.

La digitalización es una de las grandes tendencias que queremos potenciar rn los próximos años"

¿Qué otros proyectos a escala europea en los que participa la Fundación destacaría?

Tenemos 43 proyectos europeos abiertos con distintas empresas y de todos los ámbitos de actividad. En el campo de la sostenibilidad y que viene a apoyar mucho el plan cero emisiones, tenemos dos grandes proyectos que van a arrancar ahora. Uno liderado desde Valencia y que cuenta con muchos puertos europeos para estudiar la viabilidad de la introducción del cold ironing en los sistemas portuarios y otro más específicamente de obras para la subestación eléctrica y la implantación del cold ironing en el puerto de Valencia. Entendemos que habrá un antes y un después una vez podamos implementarlo en Valencia. 

¿Y en otros ámbitos no ligados a la sostenibilidad de forma estricta?

Destacaría el Ingenious, un proyecto que lidera la Universidad Politécnica de Valencia y que arrancará en breve. Pretende aplicar las tecnologías más avanzadas y, para ello, realizará pilotos para probar muchas tecnologías dentro del puerto de Valencia, como la realidad aumentada, la realidad virtual, el 5G dentro del puerto… Desde el punto de vista de la digitalización, que es otra de las grandes tendencias que queremos potenciar para los próximos años, será el proyecto más importante.

El cold ironing supondrá un antes y un después en el puerto de Valencia"

¿En qué campos van a centrar su actuación en Latinoamérica?

Dentro de nuestro plan estratégico, se contempla la redefinición con una vista más a largo plazo del catálogo de productos en América Latina. La transformación digital de las autoridades portuarias, la ciberseguridad y los sistemas colaborativos son algunas de las grandes líneas que vamos a desarrollar. Además, seguiremos trabajando en los temas que hemos abordado siempre, como el desarrollo logístico, o el tratamiento de la información, que actualmente es el gran reto, no solo avanzar en conseguir esa información a través de la sensorización sino luego interpretarla. Los puertos manejamos mucha más información de la que podemos utilizar para la gestión, y en eso se está haciendo un esfuerzo en Valencia, pero queremos trasladarlo fuera.

Somos un centro de innovación y conocimiento, pero es importante que eso llegue al mercado”

Recientemente se ha anunciado la alianza de la Fundación junto a Híades e Infoport Valencia para la creación de SEA Port Solutions. ¿Qué objetivos persigue esta nueva empresa?

Nuestro ADN como organización es la innovación y el conocimiento y siempre hemos ayudado a generar mucha innovación y mucho conocimiento, pero a veces se han quedado por el camino. Lo que es conseguir avanzar en la cadena de la innovación hacia la parte final, que determinadas tecnologías acaben en productos y vayan al mercado para nosotros es un objetivo muy importante. Se han dado casos de tecnologías que se han desarrollado aquí y como nos quedamos en la fase de innovación y no en la de despliegue, ha venido una empresa de fuera con la que hemos colaborado y está vendiendo productos con mucho éxito en otros mercados con tecnología que se podía haber quedado aquí con nombre Valencia. Un caso muy claro lo teníamos con Port CDM, hemos estado trabajando en un proyecto de innovación que era el STM, muy grande con socios interesantísimos en todo el mundo y un producto que estábamos muy cerca de tener se iba a quedar en el cajón hasta que alguien lo desarrollara, porque SeaPort tiene ya competidores como es lógico con cualquier buena idea que hay por el mundo. Llegamos a un acuerdo con dos de las empresas que habían estado colaborando en este proyecto, que eran Híades Consulting, que es una empresa canaria muy especializada en tecnología para servicios portuarios, e Infoport Valencia, que tiene una especialización en software.

¿Prevén nuevas colaboraciones de este estilo en el futuro?

La idea es seguir por este camino siempre que, entre las herramientas que vamos a usar para llevar nuestra tecnología al mercado, esta sea la más adecuada. De momento, en este caso está funcionando muy bien, acaba de arrancar y ya tiene actividad y, además, ha sido seleccionada dentro de la aceleradora de Climate KIC para recibir financiación y mentorización. Vamos a presentar SEA Port Solutions también al Fondo Puertos 4.0.

Vamos a colaborar con diferentes startups para que puedan presentar proyectos al Fondo Puertos 4.0”

¿Van a presentar o colaborar con otras iniciativas que se presenten al fondo Puertos 4.0?

Nosotros somos usuarios del Fondo. Vamos a tener una participación muy activa, pero hay que distinguir la participación que van a tener otros agentes como la autoridad portuaria y la que vamos a tener nosotros como centro de conocimiento. El principal objetivo que tenemos es ayudar a startups a participar en el Fondo Puertos 4.0, y que tecnología española, y si puede ser valenciana, acabe en el mercado. En ese sentido, nuestro papel va a ser participar acompañando a empresas que no tengan el conocimiento portuario como para poder ir solas. Participaremos en los consorcios, iremos con ellas y aportaremos lo que tenemos: conocimiento del sector, modelización de los procesos que haya que modelizar, etc. No liderando nada como Fundación Valenciaport, sino siempre acompañando a empresas del sector. ¿Cuántos vamos a presentar? Hay muchos proyectos, ahora mismo en la lista que tenemos hay alrededor de 25. Es evidente que no tenemos capacidad para presentarlos todos y hay que ser selectivos. Diría que, entre ideas y proyectos, si nos quedamos con 10, lo consideraré ya una participación muy importante.

¿Cuál va a ser la línea de trabajo de la Fundación Valenciaport en la digitalización y automatización de terminales? ¿Prevén nuevos programas formativos o ajustes en los actuales para incluir estas tendencias y otras de futuro?

Si hay algo que le queda claro a todo el mundo ya y no hay debate es que la automatización va a llegar, las terminales portuarias de contenedores, igual que ha llegado a muchos otros sectores de la cadena logística ya nadie tiene miedo a decir que la automatización está llegando al puerto de Valencia y está llegando para quedarse. De hecho, llevamos la secretaría general del grupo TIC 4.0, que es una agrupación de los principales grupos de terminales del mundo que se han puesto de acuerdo para avanzar en estandarización de mensajes y operaciones. De hecho, coordinamos un proyecto de innovación que precisamente nace de este grupo, que se denomina iTerminals, que trata, precisamente, de la estandarización de los procesos. Sabiendo que las terminales del puerto de Valencia están en procesos de análisis de su propia automatización, seguiremos colaborando y ayudando en lo que necesiten. Hemos estado hablando con algunos agentes relevantes del puerto y también hemos arrancado un proyecto europeo, WeTransform, que va a trabajar, desde un punto de vista global de la cadena logística, en la definición de los perfiles de futuro que van acompañados al proceso de digitalización y automatización que están experimentando los puertos.

¿Y más allá de la automatización de contenedores?

Estamos trabajando con la autoridad portuaria en un programa nuevo específicamente de digitalización para empresas del ámbito logístico portuario. Tendrá una parte de terminales, pero está pensado para la transformación que están experimentando todos, con un producto que espero que en dos o tres meses vea la luz ya.