26 de noviembre de 2020 | Actualizado 19:02
Regreso al futuro / UPS / DHL / Airvant

Cómo los drones han superado a ‘Regreso al Futuro’

La automatización en la gestión de inventarios o el reparto a través de drones han dejado de ser ciencia ficción en el ámbito logístico

La película de culto ‘Regreso al Futuro’ vaticinaba un futuro tecnológico inimaginable a finales de los años ochenta, pero en algunas cuestiones ha sido superada por la realidad actual. Si bien en esta película los drones no poseían hélices, las características y aplicaciones técnicas que tienen hoy día no tienen nada que envidiar a las del futuro de Marty McFly. No solo esta tecnología ha evolucionado de manera exponencial en el último siglo, sino que, además, ahora se ha posicionado como una solución clave en el ámbito logístico y del transporte de hoy y del mañana.

Hasta la fecha, y aunque en España se han llevado a cabo diversas iniciativas logísticas a través de drones, los vuelos aún deben ser aprobados y supervisados de cerca por la Agencia de Seguridad Aérea (AESA), ya que la actual legislación no permite el uso de aeronaves no tripuladas para el transporte. El próximo 1 de enero de 2021 entra en vigor el nuevo reglamento europeo sobre drones que cumplan una serie de requisitos, entre ellos, la condición de no transportar mercancías peligrosas y mantener una determinada altitud o visibilidad. Además de autorizar sus vuelos, la nueva regulación permite los vuelos de drones autónomos -sin piloto- y la utilización de enjambres. 

“Aunque no veremos un reparto en ciudades, sí se van a realizar pruebas en ámbitos rurales”
Marc Beltran Director de operaciones del BCN Drone Center

Durante el congreso Barcelona Economy Week (BNEW) se abordó, entre otras cuestiones, el futuro del e-delivery y el reparto autónomo a través del uso de drones para 2030, donde el consejero delegado en Advanced Air Mobility, Aitor Martín, aseguraba que “el dron delivery ya comienza a tener bases para su desarrollo y, en cinco años, ya veremos iniciativas en tramos cortos y en la última milla”.

Con los avances regulatorios y la creación de una categoría específica para las operaciones de riesgo -divididas entre peligro alto, medio o reducido- “vamos a ver cómo se definen estos escenarios y las empresas van a ir desarrollando este mercado”, ha manifestado el director de Operaciones del BCN Drone Center, Marc Beltran. Estos expertos en el sector de los drones han avanzado que, “aunque no veremos un reparto en ciudades inmediatamente, sí se van a realizar pruebas en ámbitos rurales más aislados para productos más esenciales”, como el reparto de medicinas o incluso de sangre. “El uso del dron solo tendrá sentido para productos con mucho valor añadido en un primer momento”, ha explicado el portavoz del BCN Drone Center. No obstante, “cuando se reduzcan los costes operacionales, comenzará a crecer el mercado en otro tipo de productos de medio valor añadido”. 

“A nivel de hardware, evolucionará la tecnología dron, pero la diferencia residirá en el software”
Guillermo Valero Consejero delegado y fundador de Airvant

Por el contrario, el consejero delegado y fundador de Airvant, Guillermo Valero, se muestra algo más pesimista, ya que “los grandes operadores han generado expectativas que difícilmente se van a cumplir”. Valero ha comentado, en este sentido, que su aplicación será limitada para “casos de uso específicos”. El experto en proyectos con drones en almacenes ha puesto de relieve que “no depende de si técnicamente es viable hacerlo, sino que debemos plantear si tiene sentido hacerlo”. 

En su opinión, donde sí tendrá un papel fundamental será en aplicaciones relativas al software “para operativas de seguridad, vigilancia o bien inspecciones”, entre otras. El mundo del futuro estará totalmente digitalizado, ha proyectado el consejero delegado de Airvant. “A nivel de hardware, por supuesto que evolucionará la tecnología, pero la diferencia residirá en la evolución del software”. Así, pronto veremos aparecer aeronaves no tripuladas cada vez más eficientes y automatizadas que, además, estarán dotadas de inteligencia y serán escalables a todo tipo de operativas logísticas. 

UN RECORRIDO HISTÓRICO POR LOS INICIOS DE LOS DRONES
Como la mayoría de los avances tecnológicos, esta tecnología comenzó a desarrollarse en un primer momento en el ámbito militar, tras lo cual se comenzó a plantear su uso comercial y civil. Aunque los drones comenzaron a utilizarse tras las dos guerras mundiales, los primeros prototipos de aeronaves no tripuladas se remontan a 1907. 

Evolución de la tecnología de los drones

El primer quadcopter fue creado por los hermanos inventores Jacques y Louis Bréguet. Esta tecnología logró, por primera vez, levantar el vuelo -apenas unos dos pies del suelo-, aunque requería la ayuda de unos cuatro operarios para lograr estabilizarlo. Unos años después, en 1916, el ‘Ruston Proctor Aerial Target’ se convirtió en el primer avión sin piloto de la historia. Esta aeronave se basaba en la tecnología de Nikola Tesla y consistía en una nave no tripulada por radio, que pretendía actuar como una bomba voladora. Este desarrollo abrió la veda a proyectos similares a lo largo de los años, como el ‘Kettering Bug’, un torpedo aéreo que llegó a volar hasta 80 kilómetros.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos creó un primer torpedo volante con control remoto, el ‘Interstate BQ-4/TDR’, el cual incorporaba una cámara de vídeo en la parte delantera para que el piloto pudiese dirigirlo a distancia. Posteriormente, en la década de los 60, se multiplicaron las iniciativas para crear dispositivos controlados vía radio para su uso militar.  

El potencial de los drones y la emisión de permisos fue el pistoletazo de salida para su comercialización

Con el perfeccionamiento de esta tecnología exclusivamente militar, la Federal Aviation Administration de los Estados Unidos emitió los primeros permisos comerciales para disponer de estas unidades en 2006. El potencial de los drones no militares y la emisión de los permisos fueron el pistoletazo de salida para aquellas empresas que comenzaban a reflexionar sobre las nuevas posibilidades que brindaban los drones. Así fue como, cuatro años más tarde, la compañía francesa Parrot lanzó el primer dron controlado vía wifi a través de un smartphone. 

Amazon no tardó en vislumbrar las oportunidades que podía ofrecer la entrega basada en drones. En 2013, su fundador, Jeff Bezos, lanzó un primer video que mostraba sus ambiciones futuras para el delivery. Desde entonces, aunque es una tecnología aún en vía de desarrollo, las empresas de transporte se enfrentan a problemas tanto económicos, como normativos a la hora de implementar de forma definitiva a los drones en sus operativas diarias. 

LAS APLICACIONES DEL DRON EN EL ÁMBITO LOGÍSTICO E INTRALOGÍSTICO
Más allá del desarrollo técnico de las aeronaves en sí, los desafíos a futuro de esta tecnología se centran, principalmente, en la implantación y desarrollo de los drones en la última milla, así en como en la automatización para realizar inventarios de forma completamente autónoma. En lo relativo a estas dos problemáticas, “los drones podrían aliviar una parte de la tensión en las ciudades, pero la entrega a domicilio nunca podrá producirse”, han valorado desde Air Drone Logistics. Mientras que, en interiores, “actualmente existen proyectos que permiten realizar inventarios de forma semiautónoma, aunque en ningún caso se produce la automatización completa y la realidad es que requieren de ciertas condiciones en los almacenes que casi nunca se producen”. Así, la compañía especializada en la realización de inventarios con drones y control de stock aspira a que “en un par de años existirá una solución completamente autónoma que resuelva esta cuestión”. 

La intralogística está más evolucionada en el uso de drones que otras actividades ligadas a la logística

Otro de los retos a los que afronta esta tecnología es el económico: desplegar drones todavía requiere de una alta inversión. Si a este factor, se le unen los obstáculos legislativos, se produce una ralentización en su expansión. Por ejemplo, España aún no posee una regulación concreta para su uso comercial, aunque a nivel europeo esto ya haya evolucionado. En tercer lugar, también se plantea el problema de su seguridad y circulación aérea. Según han explicado desde Air Drone Logistics, “en el ámbito del delivery existen pocos proyectos reales y quedan limitados a las entregas de mercancía -generalmente medicamentos- en áreas poco accesibles, con altos costes logísticos”. En cambio, la intralogística se encuentra mucho más desarrollada a través del uso de drones para realizar inventarios, principalmente de palets en almacenes de rack convencionales.

Airvant es una de las compañías que desarrollan este tipo de soluciones con sus clientes. En este sentido, la firma opera conjuntamente con Chep España para la comercialización de sus equipos y servicios y ha implementado sus soluciones para compañías como Danone, Nestlé o Carreras. Según su consejero delegado y fundador, Guillermo Valero, la automatización de procesos requiere “una mayor inversión en hardware”. En el caso de Airvant, desarrollan software logístico que se basa en la lectura para el inventario de palets, tanto en interior como en exteriores, para el control de stock de contenedores en puertos. “Cuando se tiene background en almacenes, desarrollarlo en exteriores es fácilmente escalable puesto que hay más luminosidad y se puede emplear el GPS”, ha asegurado Valero. 

Air Drone Logistics

En interiores, cada vez más operadores se han lanzado en la implementación de drones para automatizar la gestión e inventarios. Uno de ellos es Renault Trucks, el cual ha incorporado drones en su fábrica francesa de Ponts Essieux para garantizar la gestión de inventario y aumentar su eficiencia. A partir de una cartografía integrada de la zona de inventario y un plan de vuelo predeterminado, el dron escanea los códigos de barras de los palets mediante tres lectores ubicados en su superficie. Gracias al dron, se puede inventariar una zona en seis segundos, o sea, diez veces más rápido que de forma manual. También se fotografía cada zona, lo que permite visualizar fácilmente si hay palets que presenten anomalías.

LOS OPERADORES LOGÍSTICOS MULTIPLICAN PRUEBAS PARA EL DRON DELIVERY
En el caso de Mercedes-Benz Vans, la firma automovilística ha diseñado una solución para el reparto con drones a través de su combinación con una furgoneta. Estos vehículos son prototipos, pero permitirán, según Mercedes, el despliegue y aterrizaje de los drones en su techo gracias a una plataforma de aterrizaje y su almacenamiento en el interior de la carrocería. De hecho, el fabricante ya ha lanzado este servicio de entregas con drones en Zúrich (Suiza) para productos ecommerce, junto al desarrollador estadounidense de drones Metternet y la tienda online Siroop. 

Los drones de hoy y de mañana

Amazon Prime Air

Amazon Prime Air es un sistema de envío que entregará paquetes utilizando pequeños vehículos aéreos no tripulados en un tiempo igual o inferior a 30 minutos, según Amazon. En 2016, Amazon realizó la primera entrega de un paquete mediante Prime Air a un cliente de Cambridgeshire en Reino Unido.
Amazon Prime Air
Amazon Prime Air es un sistema de envío que entregará paquetes utilizando pequeños vehículos aéreos no tripulados en un tiempo igual o inferior a 30 minutos, según Amazon. En 2016, Amazon realizó la primera entrega de un paquete mediante Prime Air a un cliente de Cambridgeshire en Reino Unido.

La operativa en el transporte de piezas de Seat

Seat, junto con el Grupo Sesé, ha puesto en marcha un proyecto piloto que permite el uso de drones para enviar componentes desde el centro logístico hasta el taller de montaje en tan solo 15 minutos.
La operativa en el transporte de piezas de Seat
Seat, junto con el Grupo Sesé, ha puesto en marcha un proyecto piloto que permite el uso de drones para enviar componentes desde el centro logístico hasta el taller de montaje en tan solo 15 minutos.

Por su parte, Amazon ya lleva tiempo coqueteando con iniciativas de reparto con drones, sobre todo en Estados Unidos. Con la nueva regulación europea, también podrá utilizar ya drones para entregas mercancías a domicilio, siempre y cuando sean envíos de menos de dos kilos y en zonas con baja densidad de población. La multinacional ha sido la primera en recibir luz verde para llevar a cabo esta actividad, aunque otras compañías como Microsoft o Uber también tienen su vista puesta en el negocio. El último prototipo de dron mensajero presentado por la empresa de Jeff Bezos es un modelo ‘híbrido’ con seis rotores capaz de cambiar su inclinación en el aire. Amazon asegura que puede entregar paquetes en un radio de 25 kilómetros en menos de 30 minutos. Además, también ha patentado un sistema para que, en caso de emergencia, los drones de transporte no se precipiten al suelo de una pieza, sino que vayan desintegrándose en partes de menor tamaño que reduzcan el riesgo de daños en casas y personas.

Un estudio de Stanford plantea el reparto a través de drones que se puedan acoplar al transporte público

Según ha planteado un estudio de la Universidad de Stanford, el reparto de paquetes en exteriores podría realizarse también a través del transporte público para superar los problemas operacionales derivados de su limitada batería. De forma similar a la iniciativa planteada por Mercedes-Benz Vans, los investigadores de esta universidad estadounidense han propuesto desarrollar un sistema que permita conectar los almacenes con los puntos de entregas a través de la red de transporte público. Esta idea se fundamenta en apps existentes, que buscan la forma más rápida para llegar de un punto a otro, pero con el uso de un dron que pudiese acoplarse a un autobús o tranvía, lo cual evitaría que el dron tuviese que volar todo el trayecto hasta su destino final. De esta forma, el consumo de la batería sería menor, y cubriría a su vez distancias más largas. Según estos investigadores, esto podría facilitar que el dron incrementase su alcance hasta en el 360% por cada trayecto y se reduciría tanto la congestión de la ciudad como las emisiones de las furgonetas en la última milla. 

Las mejoras técnicas y de software van a permitir construir drones más rápidos, autónomos e inteligentes. Todo indica que en los próximos años -si no meses-, veremos cómo esta tecnología se desarrolla de forma exponencial en el ámbito logístico europeo. No permitirán viajar en el tiempo y el espacio como el tuneado DeLorean ideado por Doc, pero estaremos un poco más cerca de los coches y furgonetas voladores de la saga ‘Regreso al Futuro’.

Centro de preferencias de privacidad

Anuncios

Estadísticas

Google Analytics