27 de noviembre de 2020 | Actualizado 16:02

La crisis sanitaria en Europa repercute en los resultados de STEF durante el tercer trimestre

El operador ha registrado una caída del 6,7% debido a la lenta recuperación económica y a una temporada turística “a medio gas”
STEF

El grupo de logística y transporte de productos alimentarios a temperatura controlada STEF ha registrado una caída en su cifra de negocio del 6,7% en el tercer trimestre de 2020. La facturación ha sumado 829,8 millones de euros en este periodo. En el acumulado hasta septiembre, la reducción de los ingresos se ha situado por encima del 9%. El presidente y director general de STEF, Stanislas Lemor, ha declarado al respecto que “a pesar de la leve mejoría observada durante el verano, la evolución de la cifra de negocio del grupo refleja el contexto de la persistente crisis sanitaria y económica, así como la forma heterogénea en la que esta afecta a los distintos actores del sector agroalimentario”. 

De esta forma, el grupo ha mostrado resultados dispares en función de los distintos países en los que opera, e incluso dentro de un mismo país “las actividades han experimentado una evolución muy diversa”, ha puesto de relieve el operador. Mientras que los resultados de la compañía en Francia han decrecido del 2,8%, a nivel internacional la disminución se sitúa cerca de los siete puntos porcentuales respecto al mismo periodo de 2019. En concreto, STEF ha destacado que el consumo alimentario en Francia logró beneficiarse de una cierta mejoría en los meses de julio y agosto -sin llegar a los niveles previos a la crisis- y el retail se ha mantenido dinámico gracias al desarrollo del ecommerce. Además, han resistido las actividades de flujos para productos refrigerados, productos congelados y termosensibles. Por el contrario, las actividades del canal restauración y dedicadas a los productos del mar se han mostrado aún muy afectadas.

El coronavirus ha desequilibrado los flujos y los diversos negocios de STEF, tanto por segmento como por país

En el resto de los países europeos en los que el grupo está implantado, la situación continúa siendo compleja, debido principalmente “a una recuperación económica más lenta y a una temporada turística a medio gas”. En Italia, la cifra de negocio se ha visto afectada, a causa de la cesión del negocio de productos del mar y a la paralización de distintos proyectos comerciales a principios de año. En cuanto al segmento marítimo, STEF ha destacado que la cifra de negocio del tercer trimestre de 2020 se ha visto afectada, con el 48,3% menos, por la variación del perímetro de la actividad, que en la actualidad se circunscribe a dar servicio a los dos puertos departamentales de Propriano y Porto Vecchio desde el 1 de octubre de 2019.