19 de enero de 2021 | Actualizado 11:14

El primer vuelo transoceánico de España con combustible sostenible parte de Zaragoza

El Boeing 747-400F despegó el pasado 21 de diciembre y voló a Miami antes de llegar a su destino final en Ciudad de México
CLH

El Aeropuerto de Zaragoza ha acogido el despegue del primer vuelo transoceánico de España operado con combustible de aviación sostenible (SAF). La filial del grupo CLH Exolum ha participado en la operativa mediante Avikor, una plataforma de Exolum que ofrece la posibilidad de reducir las emisiones de los vuelos comerciales de particulares y empresa, lo ha suministrado a un vuelo de carga operado por la empresa Atlas Air Worldwide desde el aeropuerto de Zaragoza. “El principal objetivo de la iniciativa es promover universalmente una forma más sostenible de volar, ya que, al analizar su ciclo de vida, se ha demostrado que el SAF reduce las emisiones de carbono hasta el 80%”, ha especificado CLH.

En concreto, el Boeing 747-400F despegó de Zaragoza el lunes 21 de diciembre y voló a Miami (Estados Unidos) antes de llegar a su destino final, en Ciudad de México. En este primer vuelo de prueba, se ha utilizado una mezcla de Jet A-1 y un 2,33% de SAF, procedente de aceite vegetal. Por su parte, CLH Aviación ha sido la empresa encargada de transportar la mezcla de combustible desde Madrid a Zaragoza, y también se ha encargado de ponerlo a bordo de la aeronave en el aeropuerto aragonés.

“Dada la naturaleza adaptable de SAF, no fue necesario realizar ajustes adicionales en el combustible o los componentes de motor”, han detallado en un comunicado. La mezcla final ha sido analizada en los laboratorios de origen y en los de CLH, cumpliendo la especificación de calidad exigida a este combustible, con el componente SAF certificado como combustible sostenible, según el esquema de la International Sustainability & Carbon Certification (ISCC), reconocido por la Unión Europea. “Avikor proporciona al mercado una alternativa de combustible al servicio de la aviación, tan eficiente como el queroseno mineral pero más sostenible, limpia y, sobre todo, responsable con el medioambiente”, ha concluido CLH.