10 de mayo de 2021 | Actualizado 8:59

Zyosh etiqueta la ropa para mejorar la logística de la economía circular

La innovación permite avisar al comprador, mediante un código QR, del momento adecuado para realizar la logística inversa de la prenda
Zyosh

La compañía textil Augusto Bellini mantendrá en 2021 el impulso a Zyosh y lo dará a conocer a nuevas marcas, fabricantes y consumidores. Se trata de una innovación surgida en 2017 cuya finalidad es ayudar a la industria del tejido y de la moda a avanzar hacia un modelo más sostenible, al evitar el vertido de microplásticos al mar. De esta forma, cuando llega el momento de reciclar una prenda en la etiqueta aparece un código QR que el comprador puede escanear para realizar su logística inversa, pues desde la plataforma obtienen instrucciones sobre cómo y dónde reciclar. En este sentido, la compañía no colabora de forma directa con operadores logísticos, sino que es el propio fabricante o marca quien decide cómo organizar la recogida de la prenda según sus posibilidades.

“Por ejemplo, una marca puede decidir encargarse ella misma del reciclaje y enviar una entidad logística a casa del usuario, o indicarle a qué tienda puede llevar la prenda y, a cambio, proponer algún tipo de promoción o descuento”, han explicado desde Zyosh. “La aplicación tiene múltiples posibilidades”. Cuando las prendas de vestir están hechas de tejidos sintéticos como el poliéster, poliamida o acrílicas, existe un umbral a partir del cual desprenden de forma exponencial micropartículas plásticas que acaban en el mar. Por ello, el sistema mide el grado de liberación de estas micropartículas tóxicas, según los lavados a los que la ropa ha sido sometida y avisa para que se recicle la prenda. Mediante una app, el consumidor puede entonces comunicarse con el fabricante o entidad recicladora para sustituirla.

Zyosh trabaja para ayudar a organizar un sistema que facilite el correcto reciclaje textil y genere un residuo positivo

En colaboración con entidades y empresas, la compañía trabaja para ayudar a organizar un sistema que facilite el correcto reciclaje textil y genere un residuo positivo, de forma que se evite la entrada de las prendas en el vertedero. “Podemos ahorrar la emisión de muchísimos gases de efecto invernadero”, han puntualizado. “Todo el material ‘post-consumer’, debidamente tratado, será la materia prima de nuevos productos textiles”. Desde la compañía también han recordado que “la legislación europea nos obliga a que en 2025 se recicle más del 50% del residuo urbano, entre ellos la ropa”. Según sus cálculos, se estima que en España más de 1,6 millones de toneladas de residuo textil acaba anualmente en vertederos.

“En estos momentos, estamos dando a conocer las soluciones Zyosh en todo el ámbito de la industria textil y de la moda, tanto a nivel nacional como internacional”, han detallado desde la compañía. “Nos interesan tanto fabricantes de tejidos como marcas de moda, y también formamos parte del Microfibre Consortium”. En cuanto a la afección de la pandemia en el proyecto, la compañía ha asegurado que “vemos una concienciación todavía mayor hacia el medio ambiente”, pese a que el sector ha notado los efectos del virus. “La problemática con los microplásticos está al orden del día, y también todo aquello que tiene que ver con la economía circular”, han explicado. “Zyosh, precisamente, nace para dar respuesta y soluciones a ambas”.

Presentará una nueva solución para el filtraje de micropartículas inorgánicas en las lavadoras

De esta forma, Zyosh es una propuesta inteligente que avanza en los objetivos y normativas de control de los residuos tóxicos y promoción de la economía circular. “Creemos en un mundo en el que los textiles y las prendas de vestir no dañen los océanos ni las vías fluviales”, ha subrayado. Desde Augusto Bellini también han avanzado que “pronto presentaremos una nueva solución para el filtraje de micropartículas inorgánicas en las lavadoras, tanto convencionales como industriales”. De esta forma, se tratará de “un nuevo concepto de lavado y reaprovechamiento del agua”.