17 de junio de 2021 | Actualizado 6:00

El especialista en herrajes Verdú estudia nuevos centros logísticos para acortar plazos de entrega

La compañía de suministros industriales para muebles actualizará su sistema de gestión de almacén e instalará una estantería automatizada
El almacén principal de la compañía se sitúa en la localidad murciana de Yecla | Verdú

La compañía de herrajes y suministros industriales para la industria del mueble Verdú está estudiando la posibilidad de habilitar “varios puntos de almacenaje con los que pretendemos acortar plazos de entrega”. En este sentido, la firma está valorando tanto ubicaciones nacionales como internacionales. Verdú dispone en la actualidad de tres almacenes, de los que el principal se encuentra en su sede en la localidad murciana de Yecla.

La compañía ha indicado también que parte “del crecimiento de la empresa pasa por la mejora de la tecnología del almacén”. En este sentido, va a actualizar su sistema de gestión de almacén (SGA) para incrementar su productividad. “Con este nuevo sistema”, ha subrayado la compañía, “vamos a mejorar la creación de kits de artículos que facilitarán la venta online”. Además, agilizará el proceso de preparación “ubicando los artículos que más salida y rotación tienen en las partes más accesibles, algo que se hace manualmente ahora”, ha señalado la firma. Para el próximo año, Verdú llevará a cabo la instalación de una estantería vertical automatizada de 60 metros de largo y 15 metros de alto. “Incorporará tecnología shuttle para la extracción de producto de la estantería mediante la colocación de una serie de robots que extraen las cajas para que el operario pueda preparar los pedidos”. La compañía ha indicado que este sistema puede superar “las 200 líneas de preparación a la hora”.

El sistema de almacén inteligente de Verdú permite conocer en tiempo real los stocks

En la actualidad, Verdú usa un sistema de almacén inteligente que permite conocer en tiempo real los stocks, lo que facilita la coordinación entre todos los canales de venta de los que dispone la compañía. La firma cuenta también con dos sistemas de almacenes automáticos verticales, “almacenes cerrados de unos 12 metros de alto que extraen estanterías hasta la zona del operario cuando éste selecciona un producto. Este sistema nos ayuda con la clasificación y el servicio de muchos artículos de alta rotación”.

Por lo que respecta a la venta online de sus productos, realiza la preparación de los pedidos según el orden de entrada. “El operario sigue una ruta que el sistema le marca por los distintos pasillos del almacén, que varía dependiendo de los articulos a preparar”. El tratamiento posterior de estos pedidos depende de si el cliente pasa por las instalaciones de la compañía a recogerlo, personalmente o con su agencia, o si tienen que enviarlo al destino solicitado por el cliente.

Verdú dispone de una serie de baremos y parámetros que determinan automáticamente el tipo de transporte

En cuanto al transporte y distribución de sus productos, Verdú ha señalado que dispone de una serie “de baremos y parámetros que determinan de manera automática el tipo de transporte según una serie de variables como lugar de envío, urgencia, peso del paquete, dimensiones y número de bultos, entre otros”. De esta forma, “se reduce mucho la incidencia en el transporte, eligiendo siempre la opción más rápida y económica para el cliente”. Respecto a los medios de transporte utilizados, Verdú usa su propia flota de furgonetas y camiones y también los servicios de agencias de transporte. En lo referente a la importación, la compañía usa medios terrestres o el barco, “dependiendo de dónde se fabrican los artículos a recepcionar. En algunas ocasiones de alta urgencia, hemos llegado a fletar aviones con mercancía”.

La compañía está realizando diversas acciones para potenciar la sostenibilidad en su logística. Entre ellas, destaca la eliminación del papel casi completamente en lo que a logística de almacén se refiere y la habilitación de techos transparentes que permiten el paso de la luz solar en el almacén para reducir el gasto energético. Además, trabaja en la instalación “de un sistema de generación eléctrica para que el almacén sea completamente autosuficiente”. “El proyecto”, ha resaltado la firma, “consiste en la instalación de unos rieles por los pasillos que, al entrar en contacto con las máquinas que preparan pedidos, generan energía eléctrica que será utilizada para el autoabastecimiento”.