22 de septiembre de 2021 | Actualizado 13:21

Lush crea una logística directa desde Croacia para preservar la frescura de sus cosméticos

La compañía de cosmética descarta avanzar hacia el concepto de stock único y apuesta por fomentar su servicio de pickup en tienda
Lush

La empresa de cosmética natural Lush ha reforzado sus ventas de ecommerce desde el estallido de la pandemia. No obstante, las particularidades de sus productos lleva a la marca británica a realizar una logística directa desde su fábrica en Croacia hasta las tiendas o domicilios de los clientes sin un paso previo por almacén. “El objetivo principal al vender cosmética fresca es que el tiempo entre la fabricación y la venta del producto sea la menor posible”, ha explicado la directora digital de la compañía en España y Portugal, Morgane Pommier. “Los pedidos se paletizan directamente desde Croacia, llegan a Madrid y se reparten en camiones para la distribución al día siguiente en cada tienda”.

Lush, que está en plena expansión en España, tiene externalizados todos sus servicios de transporte y, por lo tanto, hace uso del centro de distribución en Madrid del transportista. En concreto, la compañía colabora con DB Schenker para la vía terrestre, así como con varias firmas de paquetería a nivel internacional para el transporte desde la fábrica hasta España. Además, para su segmento de ecommerce, trabaja con DPDGroup y su filial Seur. La compañía mueve la mayor parte de sus productos por vía terrestre, a excepción de las mascarillas ultrafrescas y limpiadoras, que se envían por vía aérea a cada tienda de forma semanal. Así, se permite reducir el tiempo de tránsito y estos productos especialmente perecederos llegan a su destino a los cuatro días de la fabricación, asegura el fabricante y minorista de cosmética. Además, en referencia a la última milla, los operadores logísticos con los que colabora disponen de flotas de vehículos de reparto bajos o nulos en emisiones. 

Lush tiene sus servicios de transporte externalizados con operadores como DB Schenker o DPDGroup

Por otra parte, la compañía ha fomentado la preparación de pedidos y envíos desde algunas de sus más de 16 tiendas en España para dar solución a los problemas de aforo surgidos desde la pandemia. No obstante, Lush acostumbra a servir los pedidos online desde un centro de distribución en Madrid y, desde finales de 2020, también en Barcelona. “Cuando hemos tenido un segundo centro de distribución para los pedidos del ecommerce, al igual que para las tiendas, se ha hecho un pedido a Croacia que se entrega directamente allí”, ha detallado Pommier.

En relación a ello, Lush trabaja para potenciar un servicio de pickup en tienda que le permita reducir los transportes y ampliar sus envíos express a más ciudades, pues actualmente los ofrece solo en Madrid y Barcelona. Asimismo, en el caso de Palma de Mallorca, la preparación de pedidos desde tienda le permite ofrecer unos gastos de envío más baratos. En este sentido, la directora digital de la compañía en España y Portugal ha destacado que “no está previsto avanzar hacia el concepto de stock único, ya que en Lush le damos mucha importancia al uso de ingredientes frescos y naturales”. Dicho sistema “supondría perder en frescura del producto por añadir tiempo de distribución, cuando el objetivo principal es que lleguen lo más frescos posibles a cada tienda”.

La compañía dispone de un programa de logística inversa para el reciclaje de los botes negros usados

El transporte de sus productos requiere de consideraciones adicionales a la mercancía convencional, más allá de su caducidad. Por ejemplo, las bombas de baño se clasifican como productos frágiles o, en verano, parte de la mercancía requiere de refrigeración para su transporte. Por otra parte, en referencia a la última milla, desde Lush han destacado su interés por conservar los nuevos clientes sumados desde la pandemia y especialmente en épocas como la navideña. Por ello, se ha propuesto ofrecer más servicios tanto a nivel de entrega como de métodos de pago.

En cuanto a la logística inversa de sus productos se refiere, la directiva ha remarcado que en Lush las devoluciones son mínimas, pues “el objetivo principal es que los clientes adquieran los productos que realmente necesitan para cubrir sus necesidades”. No obstante, para reducirlas, la compañía de cosmética fresca ha reforzado su servicio online de atención al cliente, de forma que se asemeje a la del personal en tienda física. Por otro lado, también dispone de un programa de reciclaje de los botes negros usados de los clientes, que se envían de vuelta a la fábrica de Croacia y se reciclan en un centro específico. Para ello, los compradores pueden devolver los botes directamente en la tienda o enviarlos al centro de venta online, donde se guardan y se agrupan para enviarlos a Croacia por vía terrestre.