26 de mayo de 2022 | Actualizado 13:01
BRANDED CONTENT

¿Cómo ayudan las etiquetas RFID a incrementar la eficacia de tu almacén?

¿Cómo ayudan las etiquetas RFID a incrementar la eficacia de tu almacén?

El auge del comercio electrónico está ocasionando un fuerte aumento de actividad en el sector logístico. Si tomamos como referencia Europa, las cifras ascienden a 621.000 millones de euros y el continente registra un crecimiento anual del 13,6%. En fechas señaladas, como las campañas del Black Friday o las fiestas navideñas, los volúmenes se disparan.

Para afrontar este aumento de demanda, las empresas del sector logístico necesitan adaptar su ritmo de trabajo a las circunstancias y requieren una mayor agilidad acorde con la rapidez que esperan los clientes, con costes más eficientes y con una mayor trazabilidad. Todos estos requisitos son posibles gracias al uso de la tecnología, que mediante diversas soluciones ayudan a optimizar los procesos y mejorar la eficiencia operativa.

“Decantarse por una u otra tecnología de identificación depende de la necesidad concreta y de la inversión que quiera realizarse”

Brother Iberia, experto en soluciones de impresión, identificación y digitalización, sabe que una cadena de suministros funciona a la perfección si el almacén es eficiente, es decir, si se realiza un uso eficiente del espacio y cuenta con capacidad de mover ágilmente los productos para su distribución. “El etiquetado”, explica el responsable de la división de Etiquetado y Movilidad en Brother Iberia, Álvaro Berdejo, “asegura la trazabilidad de todos los elementos”. El siguiente paso dependerá de las necesidades específicas de cada almacén y de si les conviene introducir códigos de barras y/o tags RFID. “Decantarse por una u otra tecnología de identificación depende de la necesidad concreta y de la inversión que quiera realizarse”, añade.

Los tres pilares sobre la que se asientan las soluciones de Brother Iberia

Para Brother estos son los tres pilares que dan forma a su propuesta de valor frente a otras empresas con soluciones parecidas:

Como prueba de ello, cada producto incluye tres años de garantía de manera estándar, así como su extensa red de soporte técnico a nivel nacional.

Su cartera de productos les permite cubrir las necesidades particulares de impresión de cada cliente. Por un lado, disponen de impresoras “fijas”, equipos de sobremesa sencillos y robustos para pequeños volúmenes de impresión de etiquetas o incluso impresoras industriales para aquellos clientes que necesiten la mayor capacidad posible de ribbon y etiquetas. Si la empresa demanda equipos movibles, Brother Iberia ofrece impresoras portátiles de tamaños que comienzan en las dos pulgadas y pueden llegar a tamaños A4.

Los equipos ofrecen compatibilidad con múltiples lenguajes de impresión. De esta manera, son compatibles con la mayor parte de software de gestión de almacén (SGA) y de sistemas ERP. Cada impresora está certificada por los software de diseño de etiquetas más utilizadas en el mercado y permite a sus clientes cambiar a Brother sin coste adicional.

Soluciones invisibles con grandes resultados

A la hora de implantar el sistema RFID en un almacén, es necesario tener en cuenta tanto sus limitaciones como la inversión a realizar. Una vez analizados estos dos parámetros, esta tecnología se rentabiliza a corto plazo, puesto que las etiquetas RFID facilitan la trazabilidad de los productos en todas las fases de la nave logística con una mayor seguridad y precisión. De igual manera, se reducen los tiempos invertidos en los procesos de inventario, habitualmente muy pesados y con frecuentes errores, y se mejora su calidad.

Existen unos procesos que cada vez demandan más eficiencia, especialmente con el aumento de rapidez por el ecommerce. Son los relativos a la recepción y al picking o expedición, que según explica Álvaro Berdejo, las problemáticas que surgen se repiten con frecuencia en las empresas: “Tienen implementada tecnología que les ayuda a identificar la mercancía que entra y sale del almacén, pero sin quererlo, han creado cuellos de botella y han detectado nuevos posibles focos de error”.

Por esta razón es tan necesaria una solución que pase desapercibida, pero que elimine la congestión que se produce al desplazarse por todo el almacén para buscar una etiqueta determinada, con sus consecuentes errores y pérdida de productividad. Es el caso de las impresoras portátiles, que permiten a los operadores de almacén realizar el proceso de etiquetado en el lugar donde realizan el etiquetado. Además, son fácilmente adaptables a los distintos procesos gracias a sus accesorios para ser colgadas al hombro o en el cinturón o incluso ser transportadas en una carretilla. Su tecnología no requiere de gran formación y por tanto, no supone un esfuerzo extra para el personal. “Gracias a detalles como estos”, destaca Álvaro Berdejo, “nuestras impresoras ‘pasan desapercibidas’ para el cliente final y son un gran aliado de las empresas que dan esos servicios”.