5 de febrero de 2023 | Actualizado 8:26
BRANDED CONTENT

La visibilidad en tiempo real se consolida como herramienta para una supply chain resiliente y sostenible

La visibilidad en tiempo real se consolida como herramienta para una supply chain resiliente y sostenible

Las cadenas de suministros han sufrido constantes interrupciones y alteraciones desde el inicio de la pandemia, que han afectado a la capacidad de las empresas de entregar bienes en los plazos previstos. La tormenta perfecta comenzó cuando la capacidad limitada del transporte no podía afrontar una demanda disparada e inesperada de consumo. A partir de ese momento, la logística vivió una carrera de obstáculos: cuellos de botella, tiempos de entrega muy superiores, cancelaciones de escalas y puertos congestionados.

Y el resultado aún lo vivimos, con el alargamiento de los plazos de reposición, pérdidas en ventas y clientes insatisfechos. Este conjunto de imprevistos hace cada vez más importante la visibilidad en todas las etapas de la cadena de suministro para conocer la posición exacta y el estado de las mercancías. Solo así, las empresas serán capaces de reaccionar a tiempo ante circunstancias sobrevenidas. Paradójicamente, a pesar de los avances tecnológicos en el sector del transporte y la logística, la visibilidad de envíos que implican a varias partes aún no es del todo óptima.

20-40%

Las empresas que utilizan la visibilidad en tiempo real han disminuido el 20-40% sus cargos por demoras

Transport Intelligence, en colaboración con project44, realizó una encuesta entre octubre y noviembre de 2021 para conocer y analizar los criterios de selección que emplean los expedidores al seleccionar sus proveedores de transporte. Las conclusiones extraídas de las respuestas aportadas por 234 cargadores, incluidos minoristas y fabricantes, muestran que cada vez dan mayor importancia a las soluciones de visibilidad en tiempo real a la hora de escoger partners y proveedores.

VISIBILIDAD EN TIEMPO REAL, UN DIFERENCIADOR CRÍTICO DE SERVICIO

Por detrás del precio (25,4%) y del rendimiento de puntualidad histórico (20,7%), el tercer criterio más valorado por los cargadores a la hora de seleccionar un transportista para entregar una carga es la visibilidad en tiempo real durante todo el ciclo de un envío (15,3%). De hecho, este elemento ayuda a las empresas a limitar los costes y a mejorar la eficiencia en las operaciones administrativas y de gestión. Asimismo, daría solución a las principales causas de alteración de la supply chain señaladas por los encuestados: cierres y atascos relacionados con la pandemia (60,4%) y falta de capacidad del operador logístico o de transporte (43,5%). Por ejemplo, aunque las plataformas de RTV no son capaces de predecir cuánto tardará un buque en llegar a los puertos, permiten a las compañías una reacción ágil ante los retrasos para asegurar la fluidez del resto del trayecto.

En términos de importancia, los cargadores han señalado, principalmente, la escasez de conductores como factor que más afecta a sus operaciones de transporte. Se trata de un problema estructural persistente, mientras que las tarifas de fletes en alza y la falta de capacidad, ambas dificultades en segunda y tercera posición, son problemas cíclicos. En los puestos más bajos de la lista, se encuentran la falta de visibilidad de extremo a extremo en tiempo real y de resiliencia en la supply chain. Como trasciende del informe realizado por project44 y Transport Intelligence, esto podría sugerir la amplia incorporación de una buena visibilidad y la consolidación de estos sistemas.

De hecho, más de la mitad de los cargadores considera el seguimiento en tiempo real como requisito indispensable para que un transportista sea apto para presentar ofertas a sus empresas (57,3%). Por modos de transporte, los envíos urgentes del modos aéreo explican que el 68,4% de los encuestados utilicen cada vez más esta tecnología, al mismo tiempo que el 62% de los cargadores lo hagan en el transporte marítimo y el 57,1% en el transporte por carretera. Sin embargo, aunque los cargadores admiten la necesidad de mejorar la visibilidad de sus cadenas de suministro, los resultados del estudio de Transport Intelligence y Project44 sugieren que la plena transparencia continúa siendo una excepción en lugar de la norma. Es decir, la mayor parte de las empresas aún no está todavía preparada para resistir a la próxima tormenta que se desate en el sector de la logística.

Sin embargo, la mayor disrupción de la cadena de suministros ya está presente. Es el cambio climático. Según el último informe del IPCC, cada tonelada de emisiones de CO2 contribuye al calentamiento global y la supply chain representa actualmente una quinta parte de las emisiones mundiales de dióxido de carbono. Para saber el impacto real de las operaciones de una empresa, es necesario medir su impacto climático. En cambio, la cuarta parte de las compañías no realizan esta medición. Si se desconoce la línea de base actual, ¿cómo podemos saber si estamos avanzando en la dirección correcta?

1/4

La cuarta parte de las empresas aún no mide el impacto climático de sus operaciones

Lograr un uso de materiales y prácticas de producción más sostenibles solo es posible mediante la visibilidad de la cadena de suministro, y para ello, es esencial acelerar la digitalización. “Solo con datos de visibilidad de alta calidad las cadenas de suministro pueden mejorar las prácticas que conducen al despilfarro”, asegura el vicepresidente de Investigación y Sostenibilidad de project44, Christian Piller. Por ejemplo, la tecnología de visibilidad en tiempo real permitirá a una empresa a analizar sus envíos para identificar las rutas y modos de transporte que generen una menor cantidad de residuos. Cada vez más organizaciones están concienciadas con el cambio climático, comparten sus conocimientos y muestran sus datos para diseñar una estrategia acorde a su impacto. “Un futuro basado en la visibilidad sostenible de los datos en el transporte de la cadena de suministro es verde, y brillante”, subraya Christian Piller.

MITIGAR LOS IMPREVISTOS CON UNA VISIBILIDAD COMPLETA

Debido a la extensión de las dificultades en la cadena de suministros mundial al 2022, las empresas deberán elegir entre mantenerse a merced de los cuellos de botella y las interrupciones o buscar una solución.

La plataforma de visibilidad en tiempo real de project44 permite gestionar estos problemas mediante la identificación de la variación del tiempo de entrega de envíos y pedidos, así como su posible afectación en la reposición del inventario y la disponibilidad del producto. Gracias a su transparencia global de extremo a extremo y para todos los modos de transporte, los gestores de la supply chain son capaces de ajustar con precisión la distribución, el aprovisionamiento y la producción.

Las 8 reacciones de una empresa con visibilidad completa

Mediante la visibilidad avanzada, basada en la nube, las partes interesadas de la cadena de suministro sabrán en tiempo real el paradero de los envíos. La plataforma proporciona alertas de excepción a las desviaciones de los calendarios de entrega y, además, calcula la hora estimada de llegada global basándose en los datos de seguimiento en tiempo real. Asimismo, es posible conocer en el mismo momento el estado del tráfico y la meteorología de la zona por la que transcurren los envíos. Esto permite automatizar partes del trabajo diario de las empresas y aumentar su eficiencia.

68,4%

El 68,4% de las empresas de transporte aéreo usan el seguimiento el tiempo real

Hasta ahora, las empresas que han utilizado esta tecnología han percibido una disminución del 20-40% en los cargos por demoras, así como una caída del 15-20% en los reembolsos de los clientes por envíos retrasados. También han conseguido disminuir el 40% sus actividades de seguimiento manuales y han aumentado la precisión de los plazos de entrega para mejorar el flujo de inventario, que se traduce en la necesidad de mantener un menor número de existencias. Gracias a la visibilidad predictiva y en tiempo real del transporte, las empresas son capaces planificar los inventarios de forma realista, sin comprar más productos para garantizar ventas regulares, y cortarán el período de reposición del ciclo de existencias.