8 de agosto de 2022 | Actualizado 16:51

Seopan denuncia “falta de rigor” de Competencia en la sanción a las principales constructoras

La patronal de las grandes constructoras sostiene que no se ha producido ningún acuerdo sobre fijación de precios o reparto del mercado
Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana

La Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras (Seopan), liderada por los gigantes del sector, ha denunciado “la falta de rigor de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)” en la sanción impuesta a las principales constructoras españolas por alterar contratos. Seopan ha señalado que el organismo “prescinde de los necesarios elementos de prueba, basándose en meras apreciaciones subjetivas, opiniones o sospechas, que vulneran el derecho de las empresas a la presunción de inocencia”. Asimismo, ha indicado que la CNMC “incurre en error al valorar equivocadamente las conductas investigadas y vulnera el principio de proporcionalidad al imponer unas sanciones manifiestamente desproporcionadas”. La patronal de las grandes constructoras ha recordado que la resolución “no es firme y deberán ser los tribunales de justicia los que, en su momento, se pronunciará sobre los hechos en los recursos que las empresas afectadas van a interponer ante la Audiencia Nacional”.

Seopan ha considerado “necesario aclarar que, tal y como la propia resolución reconoce expresamente, las prácticas investigadas no se han calificado de cártel por no tratarse de una colusión de las típicamente sancionadas por las autoridades de competencia”. En este sentido, ha manifestado que la CNMC “reconoce que no se ha producido ningún acuerdo sobre fijación de precios o de reparto del mercado”. De hecho, la patronal sostiene que “las empresas involucradas han presentado estudios en los que se demuestra con rotundidad que el hecho de compartir estos documentos técnicos no ha mejorado, ni empeorado, las posibilidades de ser adjudicatario de las empresas sancionadas”. Seopan ha indicado que, por el contrario, “la enorme competencia existente en el mercado de obra pública español trae como consecuencia la frecuente adjudicación de contratos a ofertas temerarias o anormalmente bajas”.

En los hechos investigados, “tampoco existe ningún acuerdo restrictivo de la competencia cuyo objeto fuera presentar las mismas ofertas técnicas y alterar las licitaciones, sino una práctica de reducción de costes en la preparación de licitaciones que es lícita, normal y eficiente”, a juicio de la CNMC. “No hay prueba alguna”, ha añadido, “que acredite que la compartición de estos costes de licitación alterara la calidad de las ofertas técnicas que cada empresa presentaba separadamente o que existiera una ventaja de las empresas por compartir costes de licitación”. Desde Seopan consideran que se trata de “una simple opinión de la CNMC, que no se puede compartir”.

Las empresas sancionadas van a presentar recurso ante la Audiencia Nacional contra la resolución

También ha considerado “incierta la afirmación contenida en la resolución de que se ha producido una vulneración de la legislación de contratación pública”. En opinión de Seopan, “la CNMC realiza una interpretación sesgada de algunos artículos de la Ley de Contratos del Sector Público”, porque ”la práctica de reducción de costes ha beneficiado de forma lícita a miles de licitaciones, sin que se tenga constancia de un caso en el que la oferta haya sido rechazada, objetada o considerada irregular por alguna de las administraciones involucradas”.