15 de julio de 2024 | Actualizado 10:12

El transporte marítimo lidera la escalada del coste logístico de la automoción en Europa

España es el mercado que menos ha visto crecer los costes logísticos de vehículos terminados en el transporte marítimo y en las terminales
UECC / Autoridad Portuaria de Valencia / J.C.P.

La industria de la automoción en Europa se encuentra inmersa, como la mayoría de sectores económicos, en una escalada constante de costes. En su caso y en el ámbito de los asociados a la logística, se han disparado especialmente los de transporte marítimo. De hecho, las tarifas de fletamento de buques y los precios de las nuevas construcciones de car carriers, factores a los que se suma el combustible, han llevado a los costes de la logística marítima de vehículos terminados al mayor crecimiento de todos los modos de transporte entre enero de 2019 y septiembre de 2022, según el Índice Europeo de Costes Logísticos de los Vehículos Terminados elaborado por la Asociación Europea de Logística de Vehículos (ECG) y PwC Austria.

De hecho, el análisis realizado constata que el índice correspondiente al modo marítimo se ha duplicado en Europa desde el primer trimestre de 2019, “lo que ha afectado drásticamente al Índice Europeo de Costes Logísticos de Vehículos Terminados agregado, que se ha situado en 153,9 puntos”. La carretera ha alcanzado un índice de 132,8 puntos; el ferrocarril, de 124,2 puntos; y las terminales, de 121,4 puntos.

En el ámbito marítimo, el estudio corrobora que las tendencias alcistas de costes “son igualmente fuertes en todos los países, con Polonia mostrando el mayor aumento con el 117,3% más y España el más bajo con el 110,6%”. Asimismo, han subrayado que en el año 2022 “las tarifas de fletamento de buques de 6.500 unidades equivalentes a coches (car equivalent units, ceu) han alcanzado un máximo histórico, impulsadas por un cambio de demanda elevado hacia buques más grandes, los tiempos de espera prolongados para barcos de nueva construcción y un crecimiento de flota más lento”. En el tercer trimestre de 2022, “el valor de las tarifas de fletamento por un año para un Pure Car & Truck Carrier (PCTC) de 6.500 ceus alcanzaron los 90.000 dólares/día, un aumento de más del 500% respecto al primer trimestre de 2019”.

Asimismo, el Índice Europeo de Costes Logísticos de Vehículos Terminados concluye que otro impulsor “de costes significativo en el segmento marítimo ha sido el combustible”. En este sentido, han apuntado que el conflicto “entre Rusia y Ucrania y las consiguientes sanciones económicas impuestas a Rusia han afectado enormemente a la disponibilidad en un mercado ya escasamente abastecido, y los precios se han disparado en toda Europa”. En este sentido, desde la Asociación Europea de Logística de Vehículos (ECG) recuerdan que los combustibles marinos han aumentado el 32,6% en el puerto de Rotterdam entre enero de 2019 y septiembre de 2022. El estudio apunta que el comercio marítimo de automóviles, “tras una grave perturbación de la producción mundial a lo largo de 2020 y 2021, ha comenzado en 2022 a recuperarse hacia los niveles de 2019”.

Los costes de combustible y los laborales aparecen como impulsores del crecimiento en varios modos de transporte

Por lo que respecta a la carretera, la logística de vehículos terminados ha experimentado un aumento de costes del 32,8% entre el primer trimestre de 2019 y el tercer trimestre de 2022. “El aumento más significativo se ha observado en Alemania con el 39,5%, seguido de Polonia (+35,3%) y el Reino Unido (+33%). Al igual que en el modo marítimo, el combustible es uno de los factores principales que han motivado el incremento de costes. Según el análisis realizado por los operadores logísticos europeos de automoción y PwC Austria, los precios del gasóleo en los países examinados ha aumentado una media del 40,6% entre enero de 2019 y septiembre de 2022. El mayor incremento (+64,2%) se ha producido en Alemania y el menor (+20,6%) en Francia, mientras que en España el crecimiento del precio del gasóleo se ha situado en este periodo en el 61,3%, el segundo mayor de todos los países estudiados en el índice de costes.

La mano de obra es el otro factor que ha destacado la Asociación Europea de Logística de Vehículos y PwC Austria en el incremento de costes de la logística por carretera. Este modo de transporte “se caracteriza por una mano de obra altamente especializada, formada y certificada”, características que “agravan el reto de muchos agentes del mercado a la hora de atraer y retener a la mano de obra”, sostienen respecto a los conductores. En este sentido, han destacado que los “salarios brutos de los conductores de camiones pesados de logística de vehículos terminados se desvían significativamente de los niveles salariales mínimos nacionales”. Desde 2019, “los salarios en Polonia han aumentado el 33,8%, mientras que el crecimiento en Francia ha sido del 10,4% y en España del 4,3%”. La escasez de conductores que afecta al transporte por carretera en general “está también teniendo claras repercusiones en los agentes del mercado especializados en logística de vehículos terminados, que buscan continuamente llenar el creciente vacío de conductores de camiones”, sostiene el análisis.

Los cánones ferroviarios, en términos generales, han crecido entre enero de 2019 y septiembre de 2022

En el segmento del transporte ferroviario se ha producido, según el índice de costes logísticos de la automoción europea, un incremento de costes entre enero de 2019 y septiembre de 2022 del 24,2%, con Alemania liderando también el crecimiento con el 29,9% e Italia con el menor aumento (16,9%). La Asociación Europea de Logística de Vehículos y PwC Austria han resaltado la cada vez mayor importancia de la electrificación del ferrocarril “con los fabricantes de automóviles desplazando más volúmenes de la carretera al ferrocarril”. En este sentido, han recordado que el porcentaje de red electrificada “sigue variando sustancialmente en Europa y en los ocho países examinados”. Sin embargo, también apuntan al diésel como factor de coste relevante en el ferrocarril, “ya que los trenes de los países con vías principalmente electrificadas siguen circulando también con gasóleo, sobre todo en las zonas de menor densidad”. Esto se debe, según el estudio, “a que en las líneas de baja densidad, el coste de una mayor electrificación para sustituir la tracción diésel convencional ha sido hasta ahora demasiado elevado”.

Junto a los costes de combustible, los laborales también son un elemento sustancial en el transporte de vehículos terminados por ferrocarril. “El salario real a menudo puede superar el nivel salarial mínimo establecido debido a las asignaciones, bonificaciones y pagos por horas extraordinarias que se pagan”. En promedio en los ocho países estudiados, los costes laborales de los maquinistas han aumentado el 10,9% entre el primer trimestre de 2019 y el tercero de 2022, expone el informe.

Otro de los elementos para el coste del transporte ferroviario son los cánones de acceso a la vía. En este sentido, ambas organizaciones han destacado que aunque “en algunos países han aumentado según las declaraciones oficiales de la red, en varios el cánon medio pagado por tren-kilómetro incluso ha disminuido ligeramente en el periodo”. Este descenso, han apuntado, “se debe en parte a la subvención por parte de los gobiernos para amortiguar las cargas relacionadas con la pandemia que soportan las empresas ferroviarias”.

La menor dependencia española del gas ruso ha suavizado el aumento de costes respecto a otros países

España es el país que menor incremento de coste ha registrado en las terminales intermodales entre enero de 2019 y septiembre de 2022 según el índice de la Asociación Europea de Logística de Vehículos y PwC Austria, ya que solo han crecido el 12,7%. La media de los ocho países estudiados se ha situado en el 21,4%, con Alemania encabezando el crecimiento de los costes con el 26,7%. Entre los principales elementos del aumento de costes de este segmento se sitúan los alquileres y la adquisición de grandes superficies de terrenos utilizadas como campas de vehículos terminados. “Los costes de estos activos han aumentado significativamente en el periodo estudiado”, han señalado desde la asociación de operadores logísticos europeos de vehículo terminado.

La mano de obra también es un factor importante con personal de carga y descarga de los vehículos tanto en las terminales portuarias como en las interiores. Asimismo, el índice señala que los costes de servicios públicos como electricidad, agua y gas, “se encuentran en niveles elevados en todos los segmentos”. En este sentido, el conflicto entre Rusia y Ucrania “está afectando a los países europeos de manera desigual”. El mayor aumento de precios en los ocho países estudiados entre enero de 2019 y septiembre de 2022 se ha producido en Alemania, el 629%, “un país altamente dependiente de las importaciones de gas con, en ocasiones, hasta el 60% de su gas importado de Rusia”, han indicado los autores del índice. “En comparación”, añaden, “España ha tenido que hacer frente a aumentos mucho menores de los costes energéticos durante el mismo periodo, ya que normalmente solo obtiene aproximadamente el 10% de su gas de Rusia”.