26 de mayo de 2024 | Actualizado 10:47

El transporte combinado europeo se muestra pesimista ante la evolución del negocio

La caída de actividad del primer trimestre de 2023 es apenas inferior a la registrada en el peor momento de la pandemia
Lineas

Los operadores europeos de transporte combinado vaticinan nuevas contracciones de sus volúmenes para los próximos 12 meses. De hecho, el índice de percepción empresarial elaborado por International Union for Road-Rail Combined Transport (UIRR), que refleja el sentimiento empresarial, sigue siendo negativo.

Según ha explicado la entidad, “el transporte combinado se encuentra atrapado en una ‘tormenta perfecta’ causada por graves problemas de puntualidad en el transporte de mercancías por ferrocarril, una escasez de capacidad en las franjas ferroviarias, los elevados precios de la electricidad de tracción, una serie de huelgas de gran impacto en Francia y Alemania y el debilitamiento de la demanda debido a una marcada ralentización de la economía”. Además, UIRR añade que se suman a esta coyuntura “las amplias capacidades libres de los transportistas por carretera de larga distancia, respaldadas por un precio reducido de los combustibles fósiles”.

-13,9%

El transporte combinado en Europa se ha contraído el 13,9% en los tres primeros meses de 2023

En el primer trimestre de 2023, el transporte combinado en Europa se ha contraído el 13,9% en comparación con el mismo periodo del año anterior. “El descenso ha sido apenas inferior al 14,6% registrado en el segundo trimestre de 2020, durante el peor de los cierres causados por la pandemia del Covid-19”, ha apuntado UIRR. “Tras una contracción del 6,4% en el último trimestre de 2022”, ha añadido, “un segundo trimestre consecutivo significa que el transporte combinado se encuentra en recesión temporal”.

UIRR ha realizado diversas propuestas para encauzar la situación y aliviar los obstáculos actuales para su negocio. “Varias de ellas se han presentado durante la reunión de lanzamiento del Foro del Espacio Ferroviario Europeo Único (SERAF), un nuevo canal interactivo del sector ferroviario europeo que se espera sea muy productivo”, ha indicado. De forma más concreta, ha defendido, entre otras acciones, que “los Estados miembros hagan uso de las herramientas de la Comisión Europea para la energía eléctrica, que permiten una intervención inmediata, al tiempo que se estudian las cuestiones más profundas de cómo completar la reestructuración del mercado eléctrico del continente”.