23 de enero de 2022 | Actualizado 8:02

El puerto de Tarragona ejecutará proyectos por 25 millones de euros en 2019

Se trata de la mayor inversión de los últimos seis años y la segunda más importante desde las obras de ampliación del muelle de la Química en 2011
El enclave tarraconense movió 32 millones de toneladas de mercancías en 2018 | Puerto de Tarragona

La Autoridad Portuaria de Tarragona ejecutará proyectos por valor de 25 millones de euros en 2019, la mayor inversión de los últimos seis años. Entre las actuaciones previstas, destaca la primera fase de las obras de la terminal intermodal de Puerto Centro, en Guadalajara, por valor de 1.9 millones de euros, un proyecto que cuenta con un presupuesto total de siete millones y que el presidente del enclave tarraconense, Josep Maria Cruset, considera “vital para mejorar el funcionamiento de la infraestructura”.

El muelle de Baleares, que acogerá la terminal de cruceros a partir de 2021, es otro de los proyectos estrella para este año, con un presupuesto total de 25 millones de euros, de los cuales un millón se destinará a la primera fase de trabajos durante este ejercicio. Las obras de accesibilidad viaria a la Zona de Actividades Logísticas (300.000€), los trabajos de construcción de un edificio de formación en el muelle de Rioja (1,2 millones de euros), la primera fase de rehabilitación del antiguo edificio de oficinas de la autoridad portuaria (2,5 millones) y la digitalización del sistema de entrega de agroalimentarios (170.000€) completan la lista de los proyectos más destacados. Cruset ha explicado que “2019 será el año de ejecución de las nuevas infraestructuras para el nuevo crecimiento físico del puerto de Tarragona”.

DESCENSO DE LA DEUDA EN 2018
El presidente de la autoridad portuaria ha presentado hoy el balance del ejercicio 2018, con un beneficio de 8,7 millones. Los ingresos de la infraestructura portuaria se han fijado en 56,5 millones, lo que supone una bajada del 1,5% respecto al año anterior. El Ebitda se sitúa en 31,4 millones, 800.000 euros menos que en 2017. En cuanto a la deuda, situada en 54,7 millones, se ha rebajado en casi 3 millones de euros, mientras las inversiones han subido en poco más de un millón de euros.

En el apartado de tráficos, el puerto de Tarragona movió 32,4 millones de toneladas, lo que significa un descenso del 4,8% si comparamos con datos de 2017. Los graneles sólidos registraron crecimientos, con el 5% más, en gran parte por los productos agroalimentarios, que compensaron la disminución del 18% en el movimiento de carbón y coque de petróleo. Los graneles líquidos sufrieron una disminución del 10%, provocada, sobre todo, por el descenso del tráfico de productos petrolíferos.

En cuanto a la carga general, la mercancía contenerizada sufrió un descenso del 6%, que se vio compensado con la no contenerizada, que creció el 3,8%. En este capítulo, destacan los productos siderometalúrgicos, con 51.195 toneladas (+9,5%); el papel y la pasta de papel, con 627.239 toneladas (+7,2%); los vehículos, con 194.958 unidades movidas (-2,7%) y los animales vivos, con 226.777 unidades (-34,2%). Estos resultados son producto, como ha desglosado Josep Maria Cruset y la directora de Desarrollo Comercio del puerto de Tarragona,a Genoveva Climent, de la política de diversificación de tráficos impulsa durante la última década, que ha permitido incrementar el volumen de mercancía general en un enclave con una fuerte tradición granelera.

En cuanto a los proyectos ejecutados durante 2018, la inversión efectuada fue de 18,5 millones de euros, con partidas como la de la urbanización del muelle de la Química (3,4 millones de euros), la campa de vehículos de la futura ZAL (1,9 millones de euros), la adquisición de terrenos de la terminal intermodal Puerto Centro (3,5 millones de euros) y la adecuación del muelle de Cantabria y equipamientos de servicios del mar (2 millones de euros), entre otros.