17 de junio de 2021 | Actualizado 6:00

Sintraport estudia nuevas movilizaciones en el puerto de Barcelona

La asociación de transportistas afirma que no hay convocadas más reuniones con los responsables de la cadena logística portuaria y que tampoco las espera
E.M.

La asociación de transportistas del puerto de Barcelona Sintraport ha anunciado que está estudiando nuevas movilizaciones “como consecuencia de la pasividad del sector frente a los problemas del transporte”. El presidente de Sintraport, Vicente Rodríguez, ha afirmado que no hay planeadas más reuniones con los responsables de la cadena logística portuaria y que tampoco las esperan. El calendario de movilizaciones se anunciará en breve, una vez los socios de la asociación se reúnan para acordarlo.

“Lamentamos haber perdido semanas de negociaciones en las que no se ha expresado la más mínima voluntad de mejora por parte de los responsables implicados del sector portuario”, ha afirmado Sintraport en un comunicado. En lo que va de año, la asociación ha mantenido hasta doce reuniones “sin resultados beneficiosos para los transportistas”, según ha explicado. Las partes implicadas incluyen a la Autoridad Portuaria de Barcelona, la Generalitat de Catalunya, estibadores, consignatarios, transitarios y agentes aduaneros, entre otros. 

Hace un mes, Sintraport desconvocó a petición de la Generalitat la marcha lenta que tenía prevista, mediante la cuál quería protestar ante los “largos” tiempos de espera en las terminales y depósitos; la responsabilidad de comprobar el estado de los contenedores; y la precariedad del sector en general. Además, la asociación ha afirmado que desde el inicio de las negociaciones se ha llegado a preacuerdos de movimientos hora y tiempos de estancia en la terminal, pero que en el último punto de la negociación no se cerró un acuerdo, referente al baremo indemnizatorio para el transportista que se debería realizar en caso de incumplimientos en lo pactado.

En cuanto al estado de los contenedores, Sintraport denuncia que el transportista no tiene que ser el encargado de revisarlos ni de abonar los costes de los transportes rechazados, y que el Plan de Calidad del puerto de Barcelona estipula que la responsabilidad debe ser del consignatario. Por su parte, el Institut Cerdà ha acordado la revisión de los baremos de costes aplicables al transporte, pero Sintraport ha afirmado que el nuevo documento “no supone ninguna garantía de aplicación” y que se quedará en “papel mojado”.