22 de octubre de 2021 | Actualizado 17:03

Correos entra en China de la mano de Kerry Logistics

Han creado una joint venture con mayoría de la compañía asiática para captar parte del negocio transfronterizo ligado al e-commerce chino
El presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, y el presidente de Kerry Logistics, George Yeo, durante la firma del acuerdo | Kerry Logistics

El operador público Correos acaba de concretar su entrada en el mercado chino. La compañía española ha creado una joint venture con la empresa logística asiática Kerry Logistics, con presencia también en España, y la china Global Freight Systems con el objetivo de “proporcionar soluciones de comercio electrónico transfronterizas de extremo a extremo desde China al resto del mundo”. En esta compañía conjunta, el socio mayoritario es Kerry Logistics. Por su parte, Correos ha anunciado una inversión de 5,7 millones de euros en la nueva sociedad.

Las exportaciones transfronterizas chinas ligadas al e-commerce registraron el año pasado un incremento del 67% y alcanzaron los 722 millones de euros, según datos de la Administración General de Aduanas de China aportados por Kerry Logistics. “La nueva asociación con Kerry Logistics presenta una oportunidad única para que Correos capture parte de las entregas de paquetes de comercio electrónico de China, que es el mayor socio comercial y económico para España en Asia”, ha manifestado el presidente de Correos, Juan Manuel Serrano.

Correos y Kerry Logistics pondrán en marcha un centro logístico en el Sur de China antes de acabar el año

La joint venture, han explicado sus impulsores, aspira a captar parte de este creciente negocio. Para ello, “se establecerá un centro de clasificación de clase mundial en el Sur de China bajo la nueva joint venture, equipado con un sistema de clasificación automatizado y controles de seguridad para garantizar un manejo rápido de los envíos”. El centro logístico, que se pondrá en marcha en el último cuatrimestre de este año y está a menos de 100 kilómetros de Hong Kong, contará con una superficie de 18.500 metros cuadrados y una capacidad inicial para gestionar hasta 500.000 envíos diarios. El operador público español ha señalado que “la zona en la que se ubicará es considerada el área de comercio digital transfonteriza más activa del mundo, cercana a numerosos aeropuertos nacionales e internacionales con gran volumen de tráfico”.

Esta es la segunda operación que lleva a cabo Correos para crecer en el exterior en los últimos meses. A principios del mes de abril, la empresa pública concretó la entrada en el operador portugués Rangel Expresso para dotar a su red de una presencia ibérica. De hecho, la empresa presidida por Juan Manuel Serrano aspira a mejorar su rentabilidad económica con la internacionalización de sus actividades.