26 de noviembre de 2020 | Actualizado 20:36

La UE avanza en la suspensión temporal de los requisitos de slots aeroportuarios

La enmienda se aplicaría hasta el 24 de octubre de este año, con posibilidad de extensión si la presente situación del coronavirus persiste
Oleg Butkovic en la reunión de ministros de Transportes celebrada esta semana por videoconferencia | Oleg Butkovic (Twitter)

La Unión Europea (UE) avanza en las negociaciones para suspender temporalmente los requisitos de slots aeroportuarios, según los cuales las aerolíneas deben utilizar al menos el 80% de ellos para poder mantenerlos al año siguiente. A este respecto, el Consejo de la Unión Europea ha aprobado un mandato para que la presidencia de turno croata lo negocie con el Parlamento Europeo. Concretamente, se trata de una propuesta que permita la exención de esta norma del 1 de marzo al 24 de octubre de 2020, de manera que cubra toda la temporada de verano. El objetivo es ayudar así a las aerolíneas a gestionar la caída de la demanda provocada por el brote de coronavirus y sus medidas para contenerlo.

También se aplicará de manera retroactiva del 23 de enero al 29 de febrero para los vuelos entre la UE y China o Hong Kong, pues a finales de enero es cuando las autoridades chinas cerraron su primer aeropuerto. “La exención de slots permitirá la flexibilidad necesaria y certeza para nuestra industria de la aviación en esta situación sin precedentes”, ha señalado el ministro de Mar, Transporte e Infraestructura croata, Oleg Butkovic.

En caso de que la presente situación persista, desde Bruselas han asegurado que las medidas se podrán extender “rápidamente” a través de un acta delegada de la Comisión Europea. Por otra parte, la introducción de la exención de slots requiere enmiendas a la regulación comunitaria actual. Este tipo de enmiendas también se han introducidos en otras ocasiones, como tras los ataques terroristas de 2002; la guerra de Irak y el brote de SARS en 2004; o la crisis financiera de 2009. Como en los casos anteriores, deberán ser aprobadas tanto por el Consejo como por el Parlamento Europeo. En este sentido, la UE ha asegurado que ambas instituciones trabajan actualmente para finalizar la propuesta “con urgencia”.