5 de diciembre de 2020 | Actualizado 18:53

Transportistas y cargadores europeos piden a la UE más ferrocarril contra el Covid-19

Diversas asociaciones han solicitado a la Comisión Europea y a los Estados miembro que actúen para asegurar las cadenas de suministro ferroviarias
Hupac

Un conjunto de asociaciones europeas de transporte y de cargadores han solicitado a la Comisión Europea y a los Estados miembros que actúen para asegurar las cadenas ferroviarias. “Se deben tomar más medidas para que la carga ferroviaria pueda desempeñar un papel líder en los flujos de mercancías”, han asegurado en un comunicado conjunto los organismos Clecat, Cefic, ERFA, European Shippers’ Council, UIP y UIRR. Concretamente, sus representantes han propuesto un paquete de medidas para “asegurar las mercancías ferroviarias a nivel internacional, en las que la coordinación entre actores juega un papel esencial”.

Según las asociaciones, uno de los factores “clave” más relevantes es la consideración de los corredores ferroviarios como carriles prioritarios para las mercancías. Por ello, han propuesto que los centros de gestión de tráfico estén siempre abiertos, así como que se mantenga “la cantidad y calidad de la infraestructura y capacidad de las terminales”. Además, han puesto en relieve la necesidad de que trabajadores del sector como maquinistas, inspectores de vagones o gestores de infraestructura puedan moverse entre fronteras para asegurar los flujos. Actualmente, las directrices europeas lo permiten, pero son los Estados miembro los encargados de ponerlo en práctica.

Las asociaciones proponen que los corredores ferroviarios sean considerados carriles prioritarios para las mercancías

Otra cuestión que los representantes de estos colectivos han abordado es la importancia de salvaguardar una capacidad mínima en las instalaciones de mantenimiento. “Sino, la rotura del tráfico ferroviario de mercancías es inevitable”, ha destacado Clecat. Asimismo, las asociaciones han solicitado que se introduzca una mayor flexibilidad en el marco regulatorio para evitar disrupciones de tráfico. Por ejemplo, han citado el retraso en la aplicación de nuevas provisiones legales o la introducción de derogaciones temporales a los requisitos legales.

Por otra parte, otra propuesta es la adopción de un planteamiento coordinado en las restricciones de capacidad, ante la previsión de que los trenes de mercancías aumenten en estos próximos días. Las entidades han señalado que la inactividad en las redes nacionales puede generar un trabajo adicional “innecesario” en el sector a la hora de volver a reservar las franjas o surcos ferroviarios. Por ello, han pedido que, si se aprueban restricciones, se consulte a las compañías ferroviarias y gestores de infraestructura vecinos, con el objetivo de reducir la necesidad de volver a reservar o crear impedimentos “innecesarios” en la carga internacional.

El sector reclama que las limitaciones temporales de capacidad se minimicen

Finalmente, los representantes del sector han reclamado que las limitaciones temporales de capacidad se minimicen y que los trabajos de construcción no limiten el flujo de mercancías. En este sentido, han subrayado que, aunque se está constatando una alta demanda de servicios ferroviarios, se producen “a costes extra altos”. Por ello, han solicitado también medidas de apoyo “para compensar las pérdidas y garantizar la continuidad de los servicios”, como la exención temporal o reducción de las tarifas de acceso a las vías y de costes energéticos.

No obstante, las asociaciones han asegurado que celebran el acuerdo del 18 de marzo entre los ministros de Transporte de la UE y la Comisión Europea “para trabajar estrechamente, con el objetivo de minimizar las disrupciones al tráfico, especialmente para las mercancías esenciales”. En este sentido, han concluido que el acuerdo “es un progreso positivo” respecto a las directrices en la gestión de las fronteras ante la extensión del coronavirus.

REACCIÓN DE LAS COMPAÑÍAS FERROVIARIAS
Por su parte, la Community of European Railway and Infrastructure Companies (CER) ha comentado que las compañías ferroviarias de Europa colaboran “estrechamente” con las autoridades públicas ante la crisis del Covid-19 y ha denunciado que están sufriendo “duramente” las consecuencias de la pandemia por el descenso en el tráfico de pasajeros. No obstante, en el ámbito logístico, ha explicado que, “aunque el tráfico en el hinterland de los puertos está cayendo de manera dramática por el decrecimiento de intercambios intercontinentales, los operadores de mercancías pueden liberar capacidad extra para asegurar las conexiones intracontinentales”.